7 cualidades de un líder positivo e influyente

El sistema laboral tanto en pequeñas como grandes empresas ha estado en constante cambio desde hace varios años. A medida que el panorama corporativo va cambiando, también lo hace el funcionamiento de las organizaciones y, por ende, la gestión y guía del capital humano.

Estas renovaciones han desencadenado nuevas funciones y nuevos problemas, por lo que cada vez es más importante fomentar las cualidades de un líder al interior de las organizaciones.

A pesar de los grandes cambios influidos por el líder, en la actualidad la mayoría de las empresas en el mercado carece de profesionales especializados en el liderazgo.

Esto quiere decir que existe todavía un gran margen de acción para llevar a cabo una transformación positiva dentro del ámbito empresarial.

A continuación, te presentamos un artículo sobre la importancia de desarrollar líderes en las empresas y las 7 cualidades de un líder influyente.

¿Por qué es importante desarrollar las habilidades de liderazgo?

Primero que nada, debe quedar claro que guiar no es lo mismo que mandar, y que un jefe es distinto a un líder. Esta diferenciación es relevante en cuanto a estrategias de liderazgo se trata.

Aunque en un principio puedan parecer similares, lo cierto es que los resultados arrojados tras la gestión de cada uno hacen sobresalir las cualidades de un líder.

Si bien existen muchos tipos de liderazgo, todos se asemejan en algo: mientras la gestión se basa en cumplir objetivos, el liderazgo se centra en enfocarse a una visión conjunta.

Es común que en las empresas se presenten dificultades o incluso crisis por diversas causas: ya sea en el ámbito administrativo, como la falta de resultados financieros o bajo alcance de metas; o en el ambiente laboral, como una organización desequilibrada y hostil o un alto desinterés en el cumplimiento de las tareas por parte de los empleados.

Normalmente, estas situaciones surgen a causa de una falta de motivación, interés o incluso acción de parte de los colaboradores, ya que no cuentan con la confianza de tomar decisiones certeras ni se encuentran apegados a los objetivos de la empresa.

Ahí es donde se vuelve vital la figura del líder en las empresas, puesto que el liderazgo se enfoca en la unificación de la fuerza laboral y la creación de un espacio de confianza y seguridad propicio para el crecimiento grupal e individual, de manera tal que aumente la productividad y prosperidad de la empresa.

Las cualidades de un líder le permiten aprovechar su posición para influir positivamente en el resto de los empleados a fin de crear cambios duraderos que se reflejen en los resultados y que ayuden a cumplir con las metas establecidas con anterioridad.

Es por eso que el liderazgo debe ser primordial en una compañía. Las capacidades, la actitud y la creatividad de un líder impactan directamente en los empleados, pues brinda la confianza necesaria para fungir como el ejemplo a seguir.

7 cualidades fundamentales de un líder

Existen múltiples características que definen una buena estrategia de liderazgo. A continuación, presentamos algunas de las cualidades de un líder más relevantes:

1. Buena comunicación

Es indudable que saberse comunicar con el equipo es una habilidad fundamental.

Por un lado, tener la capacidad de transmitir ideas, atraer la atención de los receptores y utilizar las herramientas y medios de comunicación correctos permitirán mantener alineado el enfoque del grupo.

Por el otro, una comunicación efectiva no es unilateral, es decir, un buen líder debe prestar atención a cada uno de los colaboradores. Así, todos se sentirán bienvenidos de expresarse y se generará un ambiente de confianza y seguridad, además de que se mantendrá una toma de decisiones consensuada.

2. Saber delegar

Este es una de las cualidades de un líder que lo diferencia de un jefe, pues el primero tiene la habilidad para contagiar a sus colaboradores de la importancia de cada puesto que ocupan.

Como vimos antes, no se trata de ordenar, sino de motivar. En ese sentido, el saber delegar permite aprovechar las habilidades de cada miembro del grupo a fin de que se refuerce su compromiso con la empresa.

De esta manera, se estimula la creatividad de los empleados, lo que impacta directamente en la productividad y la optimización de procesos.

3. Visión y enfoque

El estar siempre actualizado y adelantado a las tendencias globales son características fuertes en el desempeño de un buen líder, pues esto favorece a la satisfacción de las necesidades que una empresa requiere según el sector industrial en donde se desarrolle.

Tener una visión clara y atenta ayudará a que se utilicen las herramientas óptimas ya sea para desarrollar estrategias, establecer objetivos o guiar certeramente en la toma de decisiones.

Al visualizar el futuro de la empresa, el líder podrá transmitir una orientación que alinee a cada uno de los miembros hacia un mismo objetivo y brindarles la seguridad y convicción de seguir por el camino que los une.

4. Energía positiva

Como te das cuenta, la motivación es una de las armas más fuertes de un buen líder, y esta nace gracias a su propio poder personal de mantener el dominio de sus emociones.

De esta manera, establecerá las bases para ayudar a promover el equilibrio de emociones, y mantener el optimismo, ya sea del equipo o de un miembro en particular.

Con este reenfoque de la energía grupal se genera un ambiente en pro del bienestar laboral y el trabajo óptimo de los colaboradores.

5. Promover el crecimiento

Este punto es importante no solo porque vela por el desarrollo de la empresa sino también por el progreso de los colaboradores.

Proponer capacitaciones y mantener un seguimiento de estas como guía de su desarrollo es un buen inicio; sin embargo, el papel de un líder debe empujar a más.

Una de las grandes cualidades de un líder es generar ideas innovadoras, promover la transformación y no quedarse estancado en procesos establecidos anteriormente. Es clave mantenerse actualizado.

El impulsar la generación de ideas nuevas creará un sentido de compromiso, pues un ambiente que da la bienvenida al cambio será propicio para que los miembros del equipo no se cansen de buscar mejores soluciones.

6. Priorizar

Como líder, se reciben muchas ideas y propuestas y además se lidia con la guía de un grupo de personas. Es por eso que es fundamental desarrollar la habilidad de organizar las tareas, actividades y proposiciones que beneficien al calendario empresarial y a la estructura organizacional.

Con un orden efectivo no será difícil cumplir los objetivos establecidos por la empresa.

7. Celebrar la victoria

Ser la cabeza de un equipo no se trata solo de delegar, guiar e incentivar, sino también de aplaudir los logros.

Cuando una meta se cumple, el líder debe reconocer el éxito ante el grupo, pues, además de que las personas recompensadas desarrollan un anhelo por una mejora constante, el celebrar los logros fortalece los lazos y la confianza.

Beneficios de desarrollar las cualidades de un líder

La importancia de un buen líder se ve reflejada tanto en el desarrollo individual como en el empresarial.

En ese sentido, algunas de las ventajas de impulsar las principales cualidades de un líder son:

  • Resolución de problemas: al tener un enfoque claro, se mantienen capaces para responder ante las necesidades y proponer soluciones para cumplir con los objetivos.
  • Aumenta el rendimiento: la motivación ejercida por el líder mantiene atentos y comprometidos a los colaboradores a la hora de cumplir con su posición de manera óptima.
  • Adaptación al cambio: ya que el ambiente se desenvuelve en la promoción de ideas innovadoras, el equipo se mantiene siempre flexible y resiliente para recibir algún cambio inesperado.
  • Tolerancia a la presión: este punto va muy de la mano con el anterior, pues las transformaciones conllevan incertidumbre. Sin embargo, el líder mantiene a los colaboradores seguros de sus decisiones y, por ende, cualquier obstáculo que pueda resultar problemático lo enfrentan con la confianza establecida.
  • Salud emocional: al estar motivados a expresarse y contando con un espacio seguro, los miembros aprenden a reconocer sus sentimientos y comunicarlos de manera óptima para comprenderlos y encararlos eficazmente.

¡Ahí lo tienes!

Como ves, un líder cubre uno de los papeles más importantes en las empresas. Y lo más importante es que su apoyo y sus enseñanzas no solo se quedan en el ámbito laboral.

Así, todo buen líder fomenta ideas que se quedan en las personas vayan donde vayan, pues no solo impactan en su desempeño laboral sino además en su perspectiva de progreso, ya sea personal, profesional o relacional.

El mercado laboral seguirá cambiando con el tiempo, pero eso no será ningún obstáculo, pues, como vimos, en las cualidades de un líder se encuentran la resiliencia, la adaptación al cambio y la motivación como pilares para esta profesión.

Ahora que conoces la importancia que recae en un líder y lo relevante que su presencia en cualquier aspecto de la vida, ¡te invitamos a conocer sobre la Certificación Life & Leadership Coaching que impulsará tus capacidades para convertirte en un excelente profesional y seguir transformando la vida de las personas!

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *