Laura-Blog

Encuentro con Laura Bicondoa: Coaching Ejecutivo 2022

A continuación les compartimos un resumen del workshop “Coaching Ejecutivo 2022” con la Master Certified Coach MCC Laura Bicondoa.

Fernando comenzó la actividad indicando “El mundo del coaching es la manifestación de tantas personas que tiene la pasión de vivir en coaching”

Realizamos una conexión con Energía con las preguntas “¿De qué estamos agradecidos hoy? y ¿Cómo puedo cultivar la divisa más sublime?

Laura compartió sus comienzos en el mundo del coaching y su primer mensaje para todos: “Esta bien que a uno lo influencien pero no que lo determinen”, debemos usar los recursos a medida que los clientes lo necesiten.

Compartimos impresiones de Coaching en estos tiempos, los casos que se nos presentan, las metodologías, el enfoque hacia el bienestar del cliente, así como la realidad e irracionalidad de posiciones extremas ortodoxas del Coaching, por ejemplo… ¿quién actualmente tiene instalado Windows 95?

Fernando compartió una frase de Martin Seligman: “Durante la pandemia muchas personas que estaban floreciendo ahora están languideciendo, coaching se está convirtiendo en algo de suma importancia para ayudar a las personas a florecer de nuevo”, esto en referencia al Burnout en coaching.

Laura compartió una metáfora que utiliza en el Coaching… volvernos turistas en el mundo del cliente…

Fernando compartió el trabajo de Tal Ben Shahar con el modelo S.P.I.R.E, agregándole la A de Amor quedando A.S.P.I.R.E

Fernando compartió dos grandes secretos del Coaching:

  • La formación es para ti y la credencial es para el cliente
  • La certificación abre la mente, la credencial abre las puertas

Presentamos el próximo nivel la Certificación Avanzada de Coaching Ejecutivo del 2022: Un proceso completo de desarrollo, enfocado en Sistemas, Comunicación, Procesos y consecución de resultados

En la primera Fase “Up Skilling” donde vamos a actualizarnos en cuanto a competencias y maestrías, familiarización con metodologías bajo las competencias e intervenciones estratégicas.

Si deseas conocer más de nuestra Certificación Avanzada Coaching Ejecutivo 2022, así como más detalles de este interesante Workshop te invitamos a ver el video completo.

Gracias a todos los presentes.

Los invitamos a compartir este articulo o visitar nuestro blog a través de www.ilcacademy.com/blog

q1coachingqueestiposybeneficios

Coaching: qué es, tipos y beneficios

Cada día más personas conocen el valor de Coaching para desarrollar fortalezas únicas y alcanzar sus objetivos personales y profesionales.

Hoy en día, alcanzar un nivel de excelencia y maestría en Coaching es una pasión de por vida, siendo una de las mejores herramientas para lograr el éxito.

Pero, ¿en qué consiste realmente? ¿Y cómo ayuda a la gente a alcanzar su mejor versión?

Para responder estas preguntas, hemos preparado este artículo, que te ayudará a entender mejor su definición y cómo puede impactar tu vida.

¡Comencemos!

¿Qué es Coaching?

En ILC Academy definimos Coaching como:

Un servicio de acompañamiento cercano, en confianza incondicional y presencia plena, que logra una toma de consciencia, permitiendo ver las posibilidades donde antes habían barreras, y elevar tu energía para tomar acción contundente hacia objetivos claros.

La palabra «Coaching» (en inglés) en sí misma carga un gran significado que es parte de la realidad que crea. Por ello, no se puede definir de otra manera que «el acto que se logra al realizar una acción».

En otras palabras, Coaching es una asociación confidencial entre un Coach y un Coachee dentro de un proceso creativo y reflexivo, con la intención de lograr inspirar al Coachee para estimular sus capacidades y maximizar su nivel de potencial.

En general, Coaching se trata de la relación que existe entre el profesional y el que recibe la sesión de coaching.

¿Qué hace un Coach Profesional?

Mediante el uso de herramientas comunicacionales, como preguntas inteligentes, logra descubrir aspectos relevantes y concretos del comportamiento del Coachee que desea potenciar o mejorar, además de encontrar la mejor forma de lograrlo.

El trabajo del Coach Profesional se basa en la aplicación de técnicas extendidas a cualquier área de la vida de quien recibe esta metodología, ya sea por su profesión, trabajo, vida amorosa, familia, amistades, salud y relaciones personales.

Un Coach Profesional ayuda a otros individuos a verse a sí mismos de manera más clara. Provee de espacio y estructura para la reflexión, lo que es necesario para el aprendizaje y crecimiento. Te ayuda a entender cuáles son tus valores y dónde tus acciones se separan de tus objetivos.

Además, es importante aclarar que el Coach tiene un área de especialidad definida que se enfoca en diferentes habilidades estratégicas, orientadas a diversas actividades y eventos de la vida de una persona. De esta forma, Coaching se divide en varias ramas que están diseñadas para tratar y usar técnicas específicas según el aspecto de la vida.

¿Cómo son las sesiones de Coaching?

Para que Coaching pueda ser realmente eficiente, debe ser iniciado por la solicitud del Coachee, quien debe comprender que él será quién llegue a las soluciones y tiene la responsabilidad y el derecho de implementarlas o no en su vida.

Una sesión de Coaching comienza acordando los temas a tratar específicamente. En ese punto, el coach debe cuestionar, retar, orientar y supervisar a la persona en lugar de proponer soluciones arbitrariamente.

En ese sentido, es importante entender que un Coach Profesional no aconseja, ya que reconoce que el Coachee es el único que conoce todos los aspectos de su propia vida.

Ahora bien, es verdad que durante una sesión de Coaching el Coach sí puede ayudar a prevenir y resolver problemas, esta disciplina se fundamenta en la mejora y potenciación de la persona, no en su reparación.

¿Quién necesita un Coach?

Según la International Coaching Federation (ICF), una persona, organización o equipo pueden requerir de los servicios de un Coach Profesional por cualquiera de estas razones:

  • Existe un reto, oportunidad o meta que está en juego y se requiere de motivación.
  • Hay una brecha de conocimiento, habilidades, confianza o recursos para alcanzar alguna meta.
  • El Coachee tiene el deseo de acelerar la obtención de resultados en su vida.
  • Existe falta de claridad con respecto a la toma de decisiones que debe ser ejecutada.
  • Para alcanzar éxito en determinada cuestión existen obstáculos que superar.
  • Durante el trabajo, vida personal o familiar existe un desbalance y ocasiona consecuencias negativas en la vida de la persona.
  • Es pertinente identificar fortalezas y cómo sacarles el máximo provecho.

¡Ahora sí! Quedado claro lo que es Coaching, el papel del Coach y del Coachee, es momento de hablar de los beneficios a corto, mediano y largo plazo que esta disciplina puede proporcionar a la vida de las personas.

4 beneficios de Coaching

Un Coach Profesional puede tener un profundo impacto en la vida personal y laboral de individuos, los beneficios pueden ser inmediatos y generar dividendos a través de los años, a diferencia de la mayoría de los cursos de capacitación profesional o los beneficios corporativos.

Por ello, hemos resumido los grandes aportes de Coaching en 4 grandes ventajas a considerar:

1. Autoconocimiento

Un estudio realizado por la empresa BetterUp, evidencia que uno de los grandes significados y desarrollos de Coaching es la introspección. Un valor crucial y una habilidad fundamental para las personas tanto en su vida personal o profesional.

De esta manera, las personas pueden trabajar para construir poderosas habilidades que los ayuden a ingresar a las áreas que deseen desarrollar o potenciar.

2. Resiliencia

Mediante el feedback que se obtiene durante el autoconocimiento, las personas pueden desarrollar una tolerancia poco habitual al estrés o la resiliencia.

Cuando los líderes se convierten en individuos resilientes están mucho más abiertos a los cambios y a adaptarse a nuevas condiciones de vida.

Asimismo, esta persona se vuelve mucho más tolerante a circunstancias desfavorables, permitiendo una disminución importante de las probabilidades de sufrir el denominado burnout y aumentar la satisfacción de vida.

3. Colaboración

Trabajar con otras personas, o en equipo, siempre es una cuestión especial y requiere que todos los involucrados estén comprometidos con el desarrollo personal.

En ese sentido, Coaching es capaz de ayudar a los individuos a vislumbrar sus motivaciones y los compromisos subyacentes de cada uno de los miembros del grupo.

Esto provoca una reducción considerable de los conflictos e incrementa la productividad y la confianza, así como mejora la toma de decisiones y ayuda a estimular un mejor manejo del tiempo y las emociones en pro de contribuir más eficientemente al equipo.

4. Balance

A través de Coaching, las personas pueden tomar tiempo para establecer sus prioridades y trabajar para hacerlas parte más importante de sus propias vidas.

Lo que hace es empoderarlos para crear y mantener un mejor ritmo de vida, lo que tiende a generar una mejor satisfacción personal y laboral.

Esto puede ser atribuido directamente al cuidado de uno mismo, como a una alineación mejorada e individualizada de los objetivos y metas de vida.

Ya que conoces los 4 grandes beneficios que Coaching puede proporcionar a la vida de las personas, es momento de hablar de los tipos que existen y para qué pueden ser usados específicamente.

Tipos de Coaching

Desde hace algunas décadas, Coaching se ha convertido en una disciplina cada vez más popular, ya que más y más personas se han dado cuenta del valor que un Coach es capaz de proporcionar a sus vidas y cómo los ayuda a tornar las cosas complejas en elementos sencillos de resolver.

Las distintas opciones de Coaching que se pueden elegir tienen que ver con los objetivos y aspiraciones que la persona tiene y que quiere lograr.

Por ello, hablaremos de los tipos más importantes que existen:

1. Life Coaching

Es muy probable que hayas escuchado hablar del Life Coaching o Coaching de Vida, ya que es una disciplina que permite realizar progresos significativos y descubrimientos trascendentales en la vida de las personas para conseguir plenitud absoluta.

Además, gracias a su amplia definición, Life Coaching cubre casi todas las áreas que Coaching puede abarcar y la convierte en una variedad de la disciplina que puede ser estudiada y recibida por cualquier tipo de persona, sobre todo si aún no conoce cómo usar sus fortalezas para alcanzar sus objetivos.

2. Coaching Ejecutivo

Aprovechada generalmente por ejecutivos de la clase C, que utiliza elementos propios del liderazgo para apoyar a personas en los puestos más altos de sus organizaciones.

Su objetivo es ayudarlos a enfocar las fortalezas para construir equipos sinérgicos, implementar nuevas ideas y lidiar con los cambios típicos de un ámbito empresarial.

3. Coaching de desarrollo del liderazgo

Coaching de liderazgo enseña técnicas y nuevas habilidades para ayudar a los individuos a convertirse en mejores versiones de sí mismos en cuanto al trabajo en equipo.

El enfoque se encuentra en cómo trabajar con diferentes tipos de personas y motivarlas a alcanzar su máximo potencial para lograr sus objetivos.

4. Coaching de ventas

Es un tipo de Coaching orientado a desarrollar habilidades de ventas como parte del entrenamiento de personas y como forma de mentoría.

Ayuda a empoderar a vendedores para alcanzar sus objetivos y desarrollar fortalezas trascendentales.

5. Coaching de éxito

Coaching de éxito es generalmente caracterizado por enfocarse en objetivos a largo plazo o muy grandes. Los Coaches trabajan con sus clientes para identificar metas que estén alineadas a sus expectativas profesionales.

De esta forma, y con esto en mente, las personas pueden desarrollar mindsets que los empujen a lograr los objetivos que se tracen.

6. Coaching de salud holística

También conocido como Coaching de bienestar, Coaching de salud holística se enfoca en la salud física, mental, emocional y espiritual de las personas.

Los Coaches de bienestar dirigen su atención a desarrollar un balance que ayude a alcanzar un óptimo crecimiento personal de forma integral.

¡Ya conoces todo lo que debes saber sobre Coaching para iniciar tu camino en este apasionante mundo!

Si estás interesando en certificarte como Coaching Profesional, te invitamos a conocer más sobre nuestras certificaciones en ILC Academy.

¡Déjanos tus datos y haremos contacto contigo!

q1quesonlascreenciaslimitantesycomosuperarlas

¿Qué son las creencias limitantes y cómo superarlas?

Todos tenemos metas, ya sea avanzar en nuestras carreras, encontrar el amor o poner nuestro propio negocio. ¡Crecer es parte de la experiencia humana! Sin embargo, ¿qué nos detiene de hacerlo? ¡Las creencias limitantes!

Si piensas que hay otra respuesta, estas podrían ser solo excusas.

En este artículo te mostraremos qué son las creencias limitantes, cómo puedes identificarlas y cuál es el mejor camino para superarlas. Si necesitas una guía para lograrlo, ¡aquí la tienes!

¿Qué son las creencias limitantes?

Las creencias limitantes son ideas negativas aceptadas como verdaderas, aunque en realidad no lo sean. Estos esquemas cognitivos son capaces de obstaculizar el desarrollo personal.

Generalmente, el origen de las creencias limitantes está relacionado con distorsiones cognitivas, es decir, sesgos que impiden procesar la información sin malinterpretarla.

Las distorsiones cognitivas generan una percepción tergiversada del mundo, afectando el equilibrio emocional.

Entre las distorsiones más conocidas se encuentran:

  • El pensamiento polarizado: inexistencia de puntos medios. Es todo o nada.
  • Abstracción selectiva: también llamado “filtraje”. La atención es focalizada en determinados eventos o circunstancias, comúnmente negativos.
  • Generalización: las conclusiones de casos aislados son aplicadas a todas las situaciones, sin importar que intervengan personas diferentes (conceptos globales, etiquetas).
  • Culpabilidad: asumir la culpa por las dificultades propias o las que enfrentan terceras personas. Una variante de este sesgo es acusar en todo momento a otros por los diferentes conflictos y obstáculos.
  • Razonamiento emocional: los acontecimientos son analizados desde la perspectiva emocional individual y no se toma en cuenta lo que ocurrió en realidad.
  • Sesgo confirmatorio: solo es percibido aquello que corresponde con las ideas preconcebidas.
  • Proyección del pensamiento: suponer con anticipación los pensamientos, sentimientos, motivaciones, actitudes y acciones de otros.

Otras distorsiones cognitivas son las falacias, la descalificación de lo positivo, la minimización, la magnificación, la negación, la personalización, las exigencias y el perfeccionismo.  

Desventajas de las creencias limitantes

Como te mencionamos, las creencias limitantes son capaces de dificultar la evolución personal dado que influyen en la toma de decisiones. De la misma forma, estas ideas negativas:

  • Impiden ver la realidad y otras formas de percibir el mundo.
  • Generan intolerancia, inseguridad y desconfianza.
  • Sabotean relaciones afectivas y profesionales saludables.
  • Pueden provocar parálisis ante nuevas oportunidades.
  • Mantienen traumas, heridas emocionales y duelos internos sin resolver.
  • Restringen tu libertad.
  • Atentan contra la autoestima.
  • Restan importancia a la búsqueda de los sueños.

Tipos de creencias limitantes

Muchas creencias limitantes se han convertido en dichos populares como “pobre, pero honrado”; otras pueden aparecer en conversaciones cotidianas como, por ejemplo: “no tengo tiempo”, “es muy caro”, “todo me pasa a mí” o “es imposible encontrar trabajo”.

Las creencias limitantes suelen esconderse en el inconsciente, desde donde proyectan su influencia en la realidad del individuo. Estos esquemas cognitivos se agrupan en tres categorías principales:

1. Creencias limitantes de posibilidad

Suponen la imposibilidad de conseguir algo, independientemente de que existan personas que lo hayan conseguido con los mismos recursos disponibles.

Un ejemplo de creencia limitante de posibilidad es “no tengo tiempo para… (familia, emprendimiento, estudios)”.

Aunque la ajetreada vida moderna impone una serie de compromisos cotidianos, la realidad es que buscas tiempo cuando algo es verdaderamente importante para ti.   

2. Creencias limitantes de capacidad

Las creencias limitantes de capacidad están basadas en el reconocimiento de las habilidades de terceros y la negación de las propias. 

Una de ellas puede ser “no tengo lo que se necesita para hablar bien inglés”. Esta idea sugiere cierto nivel de comparación, además del miedo a fracasar o incluso de resultar exitoso (“porque nunca me pasan cosas buenas”).

La realidad es que, si colocas tu atención en el proceso de aprendizaje de un área de interés, familiarizándote con los conceptos y la práctica, podrás concretar los objetivos a tu propio ritmo. 

3. Creencias limitantes de merecimiento

Quizás una de las creencias limitantes más comunes es la de merecimiento. En este caso, la persona no se cree merecedor de obtener algo, en especial si no le costó algún tipo de esfuerzo o sufrimiento.

Es posible que la persona incluso caiga en el autosabotaje para no conseguir o disfrutar aquello que desea.

Un ejemplo de creencia limitante de merecimiento es “no merezco ser feliz”, la cual puede generar el rechazo de nuevas experiencias.   

¿Cómo identificar las creencias limitantes?

En el ejercicio de Coaching, las frases que denuncian creencias limitantes constituyen verdaderas red flags a las que hay que prestar atención. Sin embargo, no es la única forma de reconocer este tipo de ideas.

En su artículo “The Complete Guide to Limiting Beliefs” (La guía completa de las creencias limitantes), el escritor, orador motivacional y Life Coach, Tony Robbins, indica que para identificar creencias limitantes es preciso autocuestionarse.

Robbins sugiere que ante la aparición de estos pensamientos negativos intrusivos, es preciso preguntarse si lo que se cree es en realidad cierto o simplemente se trata de una creencia limitante.

De tratarse de la segunda opción, es necesario sustituirlo por una creencia más fortalecedora (o potenciadora).

Es posible que te encuentres con la típica resistencia (“siempre he sido así”), pero aplicar una mentalidad (“mindset”) de crecimiento significa ser consciente de los talentos y abrirse a los cambios. 

¿Cómo superar creencias limitantes?

Existen diferentes formas de abordar las creencias limitantes dependiendo de la naturaleza de estas y de qué tan arraigadas se encuentren.

Tony Robbins en el artículo “How to overcome your limiting beliefs” («Cómo superar tus creencias limitantes”), señala que el primer paso es identificar las ideas que impiden al individuo ser su mejor versión.

Para ello, es preciso tener en cuenta que las creencias limitantes pueden ser:

  • sobre el mundo: cómo son o se hacen las cosas;
  • sobre las otras personas: lo que terceros “piensan” o “pensarán”;
  • sobre uno mismo: dudas de la propia capacidad;
  • y creencias autorizadas: ideas limitadoras reconocidas y nutridas por la persona.

Robbins agrega que el siguiente paso es asumir la responsabilidad sobre la propia vida. Existen y existirán circunstancias fuera de tu control, pero la forma como reaccionas ante ellas depende por completo de ti.

Precisamente, el tercer paso para superar las creencias limitantes, de acuerdo con Tony Robbins, es dejar ir la certeza. Aunque la certeza es un concepto que proporciona seguridad, también puede frenar tu avance.

Recomienda soñar en grande para romper con la certeza y las creencias limitantes que se aferran a ella.

Finalmente, Robbins invita a cambiar el diálogo interno para hacerle frente a estas. El diálogo interno son las historias que te cuentas a ti mismo sobre aquello que puedes o no puedes hacer.

Recuerda que todos tenemos el potencial para ser nuestros mayores motivadores o los peores detractores. Tomar nota de los pensamientos negativos recurrentes puede ayudarte a identificar con mayor facilidad las creencias limitantes.

Creencias potenciadoras

Al contrario de las creencias limitantes, las creencias potenciadoras favorecen la consecución de los objetivos y la mentalidad de crecimiento.

Las creencias potenciadoras están basadas en experiencias de vida positivas y, a diferencia de las creencias limitantes, estas suelen permanecer en el inconsciente esperando el mejor momento para actuar.

Las ideas potenciadoras proporcionan una motivación positiva y, lejos de limitar la evolución, incentivan la búsqueda de nuevos horizontes, la toma de decisiones y las acciones concretas.

Sustituir creencias limitantes por creencias potenciadoras es una buena forma de ayudarte a obtener resultados.

Por ejemplo “con dedicación, podré aprender inglés” es una idea fortalecedora y motivadora, en especial, si la comparas con “no tengo lo que se necesita para hablar bien inglés”. 

El amor y las creencias limitantes

Una forma de desafiar las creencias limitantes es sustituir la culpa por el amor. Dejar de lado la autocrítica excesiva y extraer el aprendizaje práctico de la experiencia, sin menospreciarse a sí mismo.

Hemos dicho que las creencias limitantes son capaces de sabotear las relaciones afectivas y profesionales y es importante no olvidar que la primera relación es aquella que tienes contigo mismo.

El amor propio es la base sobre la cual se establece la dinámica de las otras relaciones e interacciones del individuo. Por lo tanto, quererse a sí mismo y ser tu principal motivador es una maravillosa técnica de autocuidado.

Las creencias limitantes y la psicología

Desde la perspectiva de la psicología, las creencias limitantes son abordadas a través de la reestructuración cognitiva, procedimiento que consiste en dar un nuevo significado a los eventos que originaron la idea negativa.

En la reestructuración cognitiva es fundamental identificar tanto las creencias limitantes como descubrir cuándo fueron creadas, cómo influyen en la vida actual del paciente, restringiendo sus avances y cuál es su significado.  

Otra herramienta común, utilizada por igual en sesiones de psicología y Coaching para trabajar las creencias limitantes, es la PNL o Programación Neurolingüística. Sus técnicas proporcionan una mayor comprensión sobre el filtrado de información.

En casos donde las creencias limitantes tienen raíces más profundas o existe mayor resistencia por parte del paciente, es posible incluir la terapia de hipnosis (clínica) como parte de la exploración del subconsciente.

Es importante tener presente que cambiar una creencia limitante impulsa al individuo hacia un nuevo proceso de autoconocimiento, dado que al ver invalidada una creencia (negativa) es natural cuestionar otras.

Si las creencias limitantes señalan un límite, como su nombre lo indica, no olvides que identificar una barrera o un obstáculo es el primer paso en el camino para superarlo, continuar más allá y ser tu mejor versión.

Superar las creencias limitantes puede ser un proceso difícil, por ello, te invitamos a aprender el paso a paso en nuestra Certificación Internacional Life & Leadership Coaching, donde además conocerás cómo contribuir al éxito y crecimiento de otras personas. ¡Regístrate ahora!

q1comoevitarelburnoutlaboral5consejosvaliosos

¿Cómo evitar el burnout laboral?

¿Tu equipo de trabajo se siente cansado, desmotivado y tiene un bajo rendimiento laboral? Entonces, probablemente estén sufriendo los síntomas del «burnout«.

También llamado agotamiento profesional, el burnout laboral se ha convertido en un problema cada vez más frecuente entre los profesionistas. Entre sus principales causas están: las intensas jornadas de trabajo, el aumento del flujo de la información, así como la elevada competitividad en el mercado.

Es decir, el desarrollo del síndrome está relacionado con las condiciones de trabajo y con el clima organizacional al que se exponen los profesionales. Por lo que, priorizar un ambiente ameno, colaborativo, organizado y con buena infraestructura es uno de los puntos más relevantes para evitar su aparición.

Pero, en definitiva, ¿qué es y por qué es tan relevante evitar el burnout?

Para ayudarte a entenderlo mejor, preparamos un artículo completo que habla sobre este concepto, sus efectos en la productividad y 5 tips extraordinarios para mitigarlo tanto como sea posible.

¡Acompáñanos!

¿Qué es el burnout laboral?

El aumento de la competitividad en el medio laboral ha ocasionado un importante incremento en la cantidad de casos de estrés e incluso de agotamiento en las organizaciones.

En efecto, el tema se encuentra en el ojo del torbellino desde hace algunos años. De acuerdo con una investigación llevada a cabo por Deloitte, el 77% de los 1000 profesionales encuestados afirmó haber experimentado agotamiento o estrés intenso y el 91% señaló que la frustración acarreada por la elevada presión ha reducido la calidad de su trabajo.

Todo indica que los descubrimientos acerca del burnout continuarán guiando nuevos estudios, directrices laborales y programas corporativos principalmente en virtud de sus efectos devastadores en la salud de los individuos.

De hecho, la relevancia de la afección impulsó a que la Organización Mundial de la Salud lo declarara como un fenómeno ocupacional que puede perjudicar no solo el desempeño profesional, sino también las condiciones físicas y mentales de quienes la padecen.

Dicho esto, queda claro que el burnout se ha convertido en una cuestión de salud pública y que ignorarlo puede implicar una serie de consecuencias negativas para la salud de los individuos. Pero, al fin y al cabo, ¿de qué se trata?

En términos generales, se define como un trastorno de ansiedad bajo un contexto exclusivamente laboral por lo cual, el estrés generado guarda relación con la dinámica profesional de las personas con plena capacidad productiva.

Al padecer de burnout, los profesionales se sienten extremadamente cansados, sin energía por lo que pierden la motivación para realizar tareas simples como las típicas de su rutina o solucionar problemas con los que lidian a diario.

Así pues, esta afección afecta de lleno en el desempeño laboral de los profesionales especialmente en términos creativos y productivos.

Básicamente, cualquier tipo de exceso puede desencadenar el síndrome como:

  • Abundantes compromisos;
  • Tareas repetitivas;
  • Alto nivel burocrático;
  • No respetar los horarios de trabajo;
  • Definición de plazos irreales;
  • Liderazgos abusivos;
  • Baja remuneración;
  • Inseguridad laboral.

Se observa que muchos caminos confluyen en la aparición y en el desarrollo del síndrome por lo cual, la mejor medida para evitar los problemas de salud ocasionados por el agotamiento laboral.

¿Cómo afecta a la productividad de los profesionales?

Antes de presentar los consejos más efectivos para mitigar este síndrome, es indispensable explicar de qué forma el burnout afecta la productividad de los colaboradores. Para eso, nada mejor que abordar las diferentes etapas del síndrome bajo la óptica productiva.

1. Hiperproductividad

Al inicio de la afección, el individuo manifiesta un aumento en la tasa de productividad elevando así, su performance y generando resultados más atractivos. Por lo general, las personas aumentan su carga horaria de trabajo por lo que pierden la convivencia social y disminuyen su cuidado con la apariencia, salud y bienestar.

Para la empresa, el aumento de disposición y desempeño puede sonar muy lindo hasta que el profesional comienza a presentar señales de agotamiento como la irritabilidad típica de la próxima etapa.

2. Agresividad

Luego de una fase muy productiva y aparentemente motivada, el trabajador tiende a reaccionar de forma exagerada ante algunas situaciones. Por ejemplo, discute con sus colegas por opiniones incompatibles o soluciones que no le agradan.

Además de la irritabilidad y orientación al caos, estos profesionales pueden padecer de insomnio y problemas alimentarios como el aumento de la ingesta calórica o del consumo de azúcares y otros tipos de “comida de confort”.

Fíjate que la curva de la productividad tiende a caer, dado que el profesional se siente presionado, emocionalmente inestable y sensibilizado a causa de los sentimientos relativamente nuevos como rabia, impaciencia y rencor.

3. Cansancio extremo

Cuando llega a la tercera etapa, el profesional se encuentra en pleno caos interno experimentando así, sensaciones paradójicas y sentimientos negativos ya sea en el medio laboral como hogareño. Es decir, los efectos del agotamiento sobrepasan el perímetro corporativo alcanzando, de este modo, la realidad personal y, frecuentemente, las condiciones de salud.

En términos productivos, la persona se siente incapaz de realizar las tareas cotidianas tanto dentro como fuera de su ambiente laboral. De hecho, quien padece burnout y se encuentra en esta fase, reporta una gran dificultad para concentrarse y memorizar datos -generalmente, simples y que, ante otras condiciones, lo haría sin presentar problemas-.

Asimismo, la reducción de la productividad ocurre a raíz del sentimiento de culpa generado por siguientes puntos claves:

  • Miedo de perder el empleo y del “qué dirán”;
  • Falta de energía para ejecutar tareas que ha realizado anteriormente;
  • Sentimiento de incompetencia y desasosiego.

En definitiva, el burnout laboral presenta una etapa de falso aumento en la productividad y 2 con una acentuada curva de declive. Por lo cual, no debemos engañarnos y pensar que elevar el número de horas laborables es la mejor alternativa para producir más.

En la contramano de lo que se cree, recurrir a esta “solución” para proporcionar resultados más interesantes para el negocio puede ocasionar consecuencias extremadamente perjudiciales tanto para la empresa como para los colaboradores.

5 consejos vitales para evitar el burnout

¡Muy bien! Ahora que sabes qué es el burnout laboral y conoces su impacto en la productividad de los profesionales a medida que avanzan sus etapas, ha llegado el momento de presentarte los 5 mejores tips para evitarlo y promover una mejor calidad de vida en el medio laboral:

1. Entiende el problema

El primer paso para evitar burnout es tener en mente que el síndrome es un problema y que evitarlo depende esencialmente de la forma como lidias con tu trabajo.

Una buena alternativa es escribir en un papel las características de tu jornada laboral anterior, es decir, antes de iniciar un ritmo frenético y compararla con tus actividades que desempeñas en la actualidad.

2. Reflexiona sobre tu rutina

Si aún no has iniciado el camino rumbo a burnout, lo más indicado es que reflexiones acerca de tu cotidiano laboral y verifiques cuáles actitudes o costumbres pueden inclinarte hacia la adopción de dinámicas potencialmente peligrosas o que colaboren con su manifestación. De esta manera, mitigarás consecuencias negativas tanto en términos productivos como creativos.

3. Respeta tu jornada de trabajo

Si tu horario de trabajo es de las 9:00 a las 18:00, trata de respetarlo. Evita llegar antes del horario de ingreso y asumir horas extras al final de tu larga jornada de trabajo.

Al tener presente que tendrás determinadas horas para poner en marcha tus actividades y solucionar las cuestiones de trabajo, logras organizarte mejor reservando un tiempo libre para estar con la familia, tener momentos de ocio y de entretenimiento.

4. Capacita para delegar

Es importante que consideres que más personas pueden desarrollar tus actividades de modo eficiente. O sea, puedes perfectamente delegar tareas y obtener excelentes resultados, no obstante, debes fortalecer tu confianza en los integrantes de tu equipo de trabajo o colegas y capacitarlos para ejecutar las actividades con excelencia.

La mejor manera de estrechar el vínculo con los compañeros de trabajo, integrantes del grupo y liderados es capacitándolos a punto de que se sientan cómodos para desarrollar las actividades y superar las expectativas tanto propias como de la empresa.

5. El tiempo libre vale oro

Hemos señalado anteriormente, pero en virtud de su relevancia, vale la pena encuadrarlo como un tip específico: reserva tiempo en tu agenda para realizar actividades que te gusten y te ayuden a despejar la mente.

A menudo, cuando hablamos de ocio y entretenimiento lo hacemos bajo una perspectiva depreciativa porque tenemos arraigado que aprovechar el tiempo libre es perder tiempo u oportunidades de negocio.

De hecho, el tiempo libre forma parte de una rutina saludable y colabora con nuestro bienestar físico, emocional, psicológico y mental. Es imprescindible disponer de tiempo para hacer actividades placenteras como leer, escuchar música, pasear en un parque, entre otras tantas dinámicas que fomentan nuestro relajamiento.

Así pues, los períodos de ocio son saludables y excelentes recursos para evitar el burnout laboral, pues contribuyen con la producción de hormonas como dopamina y serotonina, conocidas como hormonas de placer y felicidad.

La Dra Jacinta Jiménez, autora del libro The Burnout Fix y VP de Innovación en Coaching de BetterUp www.betterup.com nos dice: «hay una mejor manera. lo poderosos de enfocarse a cultivar un conjunto holístico de practicas pulsantes y perdurables es que ya tienes esas capacidades a tu alcance – solo necesitas refinarlas, fortalecerlas y nutrirlas.

¡Fantástico, hasta aquí hemos llegado!

Esperamos que este artículo haya aclarado tus principales dudas sobre el burnout laboral. Como ves, evitarlo requiere disciplina y la planificación de una rutina de trabajo que respete no solo la carga horaria como el flujo de actividades y compromisos de cada individuo.

Si quieres conocer otras herramientas que te ayudarán a reducir los síntomas del burnout laboral, te invitamos a conocer más sobre los beneficios de Coaching y sus ventajas para el desarrollo personal y profesional. ¡No te lo pierdas!