viajeheroico1

El Viaje Heroico del Coaching Parte I

 

El Viaje Heroico de Coaching Parte I

Somos el presente de nuestra historia…

La Historia Completa del Coaching desde Sócrates hasta el mundo actual

Por Fernando Celis y María Alexandra Duque

Como Coaches, debemos conocer todo el viaje heroico de coaching y estar claros que somos llamados a una vida de constante introspección y expansión. Ser Coach es una majestuosa responsabilidad compartida. Es importante conocer, al igual que hacemos en Coaching, de dónde venimos, cuáles son las heridas que no nos permiten sanar y cómo abordar las creencias que nos limitan. Hacerle coaching al Coaching. Conocer su historia es clarificar lo que somos y proyectar hacia dónde quisiéramos dirigirnos. Coaching, como las personas, tiene también su viaje heroico y como todo viaje, lo toma por completo.

Una de mis series favoritas de todos los tiempos fue Mad Men. Relata las vivencias de un grupo de ejecutivos de las agencias de publicidad de los años 60, en Nueva York. (Spoiler Alert: Si no has visto la serie, voy a comentar el final, puedes saltar al siguiente párrafo.)

Culminó con la expansión de consciencia del personaje principal al darse cuenta de su propia naturaleza permitiendo así, la fusión con el presente, meditando entre los árboles, el campo y el Pacífico Californiano, en un enclave alucinante en la región de Big Sur, California. Allí, en total presencia, Don Draper, personaje principal, un exitoso y brillante líder de la publicidad, con un pasado tortuoso,  genera, lo que es considerado la más brillante idea que conoce el mundo de la publicidad moderna, la cuña de Coca Cola de 1971. Lo interesante es que la referencia al momento y localidad es históricamente acertada. La clásica culminación del Viaje del Héroe de Don Draper, llega al final de un camino, transformado, sigue siendo el mismo irreverente, pero ahora con nueva energía para seguir viviendo su pasión, en un lugar llamado Esalen. Aqui está el clip.

 

Esalen, fue y sigue siendo un centro de expansión espiritual. La energía de este pedazo de costa, vibra con el legado de hombres y mujeres brillantes que compartieron sus lecciones. Allí coincidirán Fritz Perls de la Gestalt, Virginia Satir, Abraham Maslow, Werner Erhard, Deepak Chopra, Joseph Campbell, y otros.  En Esalen, Fernando Flores conoce a Werner Erhard, creador de Landmark Education, que logrará atraer a su vez a Thomas Leonard. Ahí, frente a las olas del Pacífico, converge el origen del movimiento de transformación personal que hoy denominamos Coaching.

 

Somos el presente de nuestra historia. Coaching, ya sea para mejorar el desempeño profesional o lograr metas extraordinarias, toca el elemento expansivo de consciencia que contempla una vida de plenitud.

Para comprender lo que se viene manifestando dentro de la ciencia de transformación personal contenida dentro de la Certificación Internacional de Life Coaching de ILC, tenemos que ir hacia atrás, 500 años antes de Cristo, donde el filósofo Griego Sócrates, nos plantea CONÓCETE A TI MISMO, y a través de los “Diálogos de Platón” aprendemos la importancia de la pregunta como energía que lleva al interlocutor a llegar a conclusiones lógicas. Nuestra historia comienza, en un Ágora de Atenas y como toda historia, aceptamos el llamado a la aventura.

La palabra Coaching, tiene su origen en Hungría en algún momento del siglo XV durante el reino del Rey Matthias Corvinus, donde alguien se le ocurrió la idea de una:”mejor carreta” manifestándose así en el Kocsi Szeker del pueblo de Kocs. Carruajes con suspensión de resorte halado por caballos. Esto se transformó en el furor de Europa, algo así como el Mercedes Benz de la época, viajar por Kocsi Szeker era el máximo. El Coach, como se le etiquetó, te llevaría a tu destino con elegancia.

Viajar en Coach, era llegar a tu destino cómodamente, un destino que te cambiaría la vida. En inglés, Coach, además de verbo activo, se asocia con comodidad y elegancia, de allí la selección de esta palabra para denominar la clase que en nuestro idioma español se llama ECONÓMICA, en la industria aeronáutica. Se viaja Coach, no clase económica, el feeling es diferente. La metáfora pega perfectamente con esta labor que desempeñamos. Somos transportistas de seres en busca de algo mejor, lo que se quiere, pero que no se tiene. Somos Coaches porque confiamos y creemos en el potencial de cada persona y la valoramos por ser única. Somos Coaches por que no juzgamos, creemos, percibimos, afirmamos y expandimos potencial.

Todos los que estamos involucrados en áreas que ayudan a mejorar el potencial de otros, somos Coaches, y tildar algunas tendencias actuales de brujos, magos o ilusionistas es la demostración de que el viaje heroico del Coaching sigue vigente hoy, batallando la arrogancia, la mezquindad y el elitismo de una profesión libre, expansiva y que invita a la innovación constante, empujando las barreras del saber actual para alcanzar la conexión con lo que ES, este momento, este ahora, y es grandioso. Somos Coaches y por eso existe esa gran responsabilidad, ser accountable de la calidad de lo que conocemos y que le da valor a nuestro trabajo.

Mucho tiene Coaching que referirse a la corriente de Psicología Cognitiva, Conductista y Humanística. Pero eso es un área que los psicólogos conocen muy bien, la historia de la psicología está bien documentada. Podemos nombrar influencias importantes como Freud, Piaget, Aaron Beck, Albert Ellis, Edmund Bergler, Carl Jung, entre otros. Nuestro interés es en la historia que muchos no conocen, la del Coaching.

En los años 50, aparece una corriente humanística liderada por Carl Rogers y Abraham Maslow. Del trabajo de tesis “Historia del Coaching” de Vikki Brock PHD: “en los 50 el movimiento humanístico se enfocó al crecimiento  del ser individual, que requería atención presente en la filosofía y teorías del enlightenment o camino hacia la iluminación.” Este Movimiento Humanístico generó una tercera fuerza en contra de las corrientes tradicionales como el Psicoanálisis y el Conductismo, las cuales se estaban tornando rígidas y pragmáticas.

Este movimiento humanístico mantenía una creencia que las personas eran libres, creativas con una enorme capacidad para el crecimiento y la auto realización. Autenticidad Personal era la bandera de Maslow – todos estamos motivados hacia el bienestar la salud y plenitud. “La gesta por la autenticidad personal de Maslow al igual que Kierkegard, Nietzche y Sartre, como humanistas creían en necesidades humanas, la búsqueda de significado. “Autenticidad y trascendencia como universales,  es parte de la condición humana.” Disertación de Vikki Brock.

Entre los años 30 y los 60 una serie de trabajos que podemos denominar como movimiento motivacional (aun cuando en el siglo 18 ya había exponentes importantes) generaron y siguen generando seguidores como lecciones para lograr el éxito, la plenitud, vivir en abundancia, y conocerse. Steve Allen – As a Man Thinketh, Walter Wattles – La Ciencia de ser Rico. Tu Poder Invisible de Behrend, La Ciencia de la Mente de Dale Holmes. Los trabajos de Dale Carnegie – Como ganar amigos e Influenciar a las Personas. El clásico Piensa y Hágase Rico de Napoleon Hill, el Poder del Pensamiento Positivo de Norman VIncent Peale y Maxwell Maltz Psico Cibernética.  El interés en estos temas, junto a un intenso deseo de conocerse más para enfrentar los retos de vida, influyeron en un punto de expansión, algo que Malcolm Gladwell ha denominado como un TIPPING POINT.

Tipping Point: Nos referimos al término Tipping Point o Punto Algido acuñado por Thomas Gladwell. Según él, existe un punto de inflexión a partir del cual los efectos de un proyecto o idea se potencian al máximo creando un cambio significativo. Para este proceso Gladwell realiza una comparación con el desarrollo de las epidemias, es decir, los usos y costumbres, tradiciones y pensamientos que se difunden como epidemia entre las sociedades. Un tipping point define el momento en que algo cotidiano se viraliza, se expande hasta convertirse en algo conocido por todos. El lanzamiento del IPOD fue el tipping point para la industria de la música digital.

El Movimiento del Potencial Humano

 

El Movimiento de Potencial Humano llegó a un tipping point en los años 70 en Esalen California. Toda esta apertura e interés hacia conocerse llevó a seguir desarrollando la ciencia del Potencial Humano. Fue ese trabajo de Carl Rogers y Abraham Maslow lo que inspiró a Werner Erhard a desarrollar su taller de EST (Erhard Systems Traning), en los bosques de Big Sur California. Converge un movimiento de desarrollo personal, muy granola, muy hippie, eran los 70. Surf, paz, amor, Ravi Shankar, la revolución psicodélica, Vietnam, el movimiento de Derechos Humanos, Woodstock, cambio.  El detonante de lo que se convertiría en un movimiento mundial que perduraría en el tiempo, se centró en el Instituto Esalen en California, donde las ideas y exposición personal en formato de talleres de Carl Rogers, Fritz Perls, Abraham Maslow, y  otros impactaron al mundo.

“Mucho de este trabajo de transformación nació del clima de contracultura de los 60 como una reacción ante el enfoque elitesco, estéril y patológico del Psicoanálisis” (Schwartz, 1995, p. 9).

Esalen, fue fundado en 1962 por Michael Muphy y Richard Price como un centro educativo de exploración de las capacidades ilimitadas del ser humano. Una mezcla de Oriente con Occidente.

“El Centro Esalen para la Teoría e Investigación apoya los cimientos filosóficos, académicos y de desarrollo del Instituto. Evalúa y realiza una  indagación de vanguardia, creando redes de individuos pioneros, catalizando nuevos descubrimientos que promueven la transformación personal y social. Saca adelante proyectos en la nueva ola de filosofía, psicología, estudios religiosos comparativos, educación, sociología, somática, las artes, ecología, y disciplinas relacionadas que toman en cuenta la práctica de transformación y la evolución continua de la humanidad”. (Esalen, 2005).

La siguiente cita pertenece al trabajo histórico de Skiffington y Zeus nos refleja parte de lo que se vivió allí en esa época. “Fritz Perls, fue residente en Esalen antes de morir en 1970, lideró la terapia Gestalt, que tuvo mucho influencia en el crecimiento y desarrollo personal, es una pieza importante de la metodología de Coaching utilizada hoy en Life Coaching y en Coaching Ejecutivo”

El enfatizar el ahora y el tomar responsabilidad y accountability para nuestras decisiones son parte de los pilares al coachear con maestría.

Estos elementos llevaron a una exploración interna, se les sumó elementos de análisis transaccional y luego la creación de la PNL a mediados de los años 70. Los avances de Richard Bandler, John Grinder, tomando en cuenta el modelaje de los logros de Virginia Satir y Milton Erickson, (que no fue residente de Esalen), junto al aporte de Gregory Bateson, llevaron la ciencia del poder personal y la transformación a  nuevos niveles de exposición. Anthony Robbins, nativo de California, al ser expuesto a éstas ideas y ver las posibilidades de contribución al desarrollo de la persona con el uso de estas herramientas se convirtió en magnífico obsesor de modelaje de la excelencia. Supo llevarlo a las masas a través de su seminario Date With Destiny en su Castillo de Del Rel California, evolucionándolo desde su set de audiocintas en cassette de Poder Personal a lo que hoy conocemos como Mastery University y Robbins Madanes Training, lo cual lo ha convertido como el Life Coach más cotizado y conocido del planeta.

En la próxima entrada estaré presentando la segunda parte del Viaje Heroico de Coaching:

De lo Granola a lo Ejecutivo, y el despertar del lado oscuro.

 

Coaching-parejas

La Décima Maestria: El Poder del Amor Real

El año ha estado repleto de retos, nuevos proyectos y grandes aprendizajes. Comenzando con el eXtreme Life Coaching en Gran Sabana, marcamos una nueva etapa, llevar a la Certificación Internacional de Life Coaching a un nuevo nivel de expansión. Es un acto de entrega total, una razón de ser, seguir creando nuevas formas de contribuir al bienestar y éxito de otros. Este año estamos lanzando dos programas nuevos, eXtreme Selling/Marketing con Sistemas Integrados y Coaching para Parejas. Gracias a todos por seguir apoyando este movimiento de transformación personal.

Coaching lleva siempre a un objetivo puntual que genera una acción, la cual posee un significado potenciador, que lleva a un constante crecimiento.  Es un proceso de transformación que lleva a un estado de consciencia elevado y permite tomar mejores decisiones, con mayor dignidad y coraje.

Conocernos y saber cómo estamos cableados por dentro es parte de este maravilloso camino del Life Coach. Ver con asombro las diferentes experiencias que nos suceden para encontrarle sentido y poder ayudar a otros es una sensación sublime. ¿Describirla es inútil, como cuando le preguntaron a Dane Kealoha, surfista de los 80, Que es surfing? Contestó irreverentemente: “..si tuviera que explicártelo, no lo entenderías.”

La batalla entre dolor y felicidad: Amor Real

Pareciese que estamos configurados para vivir en dolor, cuando nuestra realidad no corresponde a nuestro deseo, le achacamos la culpa al sistema, a la relación, al ambiente, al gobierno, pero al final, de lo que no nos damos cuenta es que estamos sacando una gigantesca ganancia secundaria a mantenernos en nuestra zona de infelicidad.

Es una situación cómoda que carece de responsabilidad, más fácil es echarle la culpa a otra cosa, o la falta de recursos, que nunca será el factor determinante. Un nuevo descubrimiento será comprender que lo que realmente tememos es a nuestro propio éxito, a  nuestro verdadero brillo, y nuestro camino es enfrentarnos a éste miedo con la herramienta más poderosa que tenemos la del amor.

Cuando procesamos en presente aprendemos a vivir lo que es, amar lo que es, y en ese estado de alerta y consciencia, poder tomar las mejores decisiones para realizar las mejores preguntas, que pueden llevar a una persona a descubrir algo. Un momento trascendente de AJA, un momento de expansión, que cambia por completo la estructura limitante del estancamiento. El trabajo te libera, la acción se dispara y todo alrededor cambia.

Una persona puede pasar años estancado, en dolor, de la misma manera como toleramos una incomodidad física, un dolor de muela nos puede inmovilizar por semanas, por miedo a ir a un dentista, pero luego al tomar finalmente la decisión, salimos con un gran alivio y nos parece increíble que pudimos haber soportado tanto dolor por tanto tiempo. Somos seres resilientes, nos acostumbramos a las cosas que no nos hacen felices, hasta que despertamos, y vemos de nuevo el camino que transita hacia nuestra felicidad. Tomas el paso, expandes tu consciencia, expandes tu rango de vuelo.

El camino es reencontrarnos con Amor Real, un concepto que gira alrededor de amar incondicionalmente al otro sin esperar nada a cambio. Cuando das Amor Real, no hay nada que te pueda sacar de la vibra de la felicidad, si estás en una relación y estás resonando con emociones que te drenan energía, esto es lo que falta.

Buscamos sustituir Amor Real por Amor de Ego, que  busca obtener placer, control, seguridad o reconocimiento. Nos aferramos a lo que nos produce esto en una relación y condicionamos nuestra entrega, por miedo a perder cualquiera de las 4 trampas que te alejan de Amor Real. Al faltar cualquiera de estos 4,  Amor Irreal produce más dolor.

La mayoría de las relaciones fracasan porque  nos enojamos, y proyectamos nuestra  ira a algo que hizo o no hizo nuestro compañero. Esa rabia, es una reacción a las emociones de desesperanza y miedo como resultado de una batalla que has llevado toda la vida para sobrevivir una vida sin amor real. Darnos cuenta de esto, comprender como esa batalla ha podido satisfacer necesidades humanas, y comprender que podemos escoger libremente a fluir con dar amor real, es liberador.

NO es la situación, es la emoción.

La décima Maestría debe venir de comprender que como Coach, no eres un gurú un shamán o algo que te quite la visión de asombro de estar frente a un ser extraordinario, cuyos sueños son tu razón de ser. Conectar con tu verdadera esencia de dar Amor Real te abre el deseo de conocer  más herramientas para cumplir con este propósito y comienzas a amar lo que haces, amar a las personas, y entregar todo incondicionalmente para el crecimiento de otro sin esperar nada a cambio. Sin Ego, esta fuerza logrará efectos asombrosos en tu práctica como Life Coach.

Una relación ya sea de Coach Coachee, Padres Hijos, Pareja, tiene su fuerza en el poder de la decisión. Tú decides que dices y haces. Una relación es un resultado directo de las decisiones independientes que tomas. ¿Qué decides? ¿Cómo te presentas ante los desafíos que requiere mantenerse enfocado a Amor Real? ¿Cuán comprometido estas con la felicidad del otro? Aun cuando suene absurdo no esperar nada a cambio por dar Amor Real, el efecto satélite es el siguiente, empiezas a sentir Amor Incondicional de regreso, de otros, de los que realmente importan, lo demás no te afecta, vives con armonía y vives para batallar otro día.

Carpe Diem.

Muy Pronto: Extreme Selling y Marketing para Coaches

programa-life

El Estado COACH 5 condiciones para una sesión expansiva

Una de las 9 Maestrías de Coaching según la IAC, que nos sirve para focalizar la sesión y definir una estructura de intención cónsona con crecimiento, contribución y total entrega es la número 4 Procesar en Presente.

Cuando practicamos Coaching con las Maestrías en mente, aprendemos una serie de condiciones internas que van más allá de competencias, y no es una fórmula 1,2,3,4… es utilizarlas conscientemente junto con tus técnicas aprendidas. Practicarlas es lo que permitirá seguir fortaleciendo tu capacidad de conexión, de comunicación y de respeto hacia todo ser humano.

 “Procesar en Presente representa la tecnología de punta; el próximo paso evolutivo en habilidades de coaching. Cuando examinas otros skills de coaching o modelos, no encuentras algo parecido. Aun cuando es un desafío dominarlas al comienzo, se vuelve una habilidad que atesorarás al utilizarla para procesar en lo que realmente está ocurriendo dentro del mundo del cliente de forma más rápida. De esta forma podrás enriquecer la experiencia de recursos para tu cliente.”  Nina East IAC CC Coach Líder de la IAC International Association of Coaching

Procesar en presente es llevar la conversación al momento, al ahora, a ¿qué puede hacerse ya para avanzar, para aprender? A veces el coachee o cliente, puede conectarse con la historia de lo que cree que es verdad, y las preguntas lo llevarán a volver a presente para ir generando otro sistema de historias y creencias que le permitirá tener esa expansión para decidir nuevas pautas de acción.

 Pero procesar en presente tiene que ver también con el Coach. Estar presente, es estar inmerso en el ya, en el ahora, sin juicios con total alerta hacia lo que viene. No es pensar en que pregunta viene, es comprender en profundidad, y dejar que la pregunta llegue, porque la pregunta no viene de tu consciencia, viene de la interacción y conexión de dos consciencias en búsqueda de expansión.

Robert Dilts en Coaching Generativo nos da la herramienta para entrar al estado Coach, y para conectarnos con presente. Es una práctica que profundizamos en la Certificación Internacional de Life Coaching. Tiene que ver con los siguientes 5 pasos, una práctica que no solo aplica para coaching, es una práctica de vida.

  1. Centra: Mente en Corazón. Respirar focalizando tu atención al corazón, es permitir que tu mente calle por estos momentos y se enfoque en una sola cosa, este proceso de focalización permitirá que fluyas a enfocarte a lo único que es importante, las palabras de tu coachee, sus sueños, inquietudes, historias e interpretaciones del mundo. Es un motivo de asombro pedir prestados los ojos de tu interlocutor para ver el mundo desde su perspectiva.
  2. OPEN: Abre, ese campo que generas con la quietud y paz del presente, donde nada puede alterar la tranquilidad de una mente como agua, hacia la periferia, expande el campo con cada respiración hacia tu coachee, tu casa, tu espacio, permite que esa paz se expanda a donde tus límites de imaginación te lleven. Todos estamos conectados con este campo generativo.
  3. AWARE:  Consciente: Date cuenta de todo lo que entra por tus sentidos, cada palabra, gesto, inflexión, y cambio en fisiología, mientras permaneces centrado y abierto, No hace falta estar físicamente allí, puedes procesar en presente desde un teléfono u online porque es una condición interna del Coach.
  4. Conecta: Sintonízate con las conexiones positivas de intención, con sus sueños y expectativas, focaliza en esa conexión de posibilidades ilimitadas en resonancia con dar y recibir.
  5. HOLD: Sostenga. Manten la conexión en presente durante toda la sesión de forma elegante, fluida y sincera. No importa que te equivoques, no somos perfectos, pero estamos presentes en reconocerlo, es una invitación a “tomar el té”.

Desde el momento que sintonizamos en presente, no hay historia, solo entrega, para reconocer lo importante, la respuesta  a tu pregunta interna ¿Cómo puedo contribuir al éxito y crecimiento de esta persona extraordinaria que tengo en frente? Lo demás te vendrá como efecto de seguir creciendo y conectando con más personas.

Las Maestrías de Coaching IAC serán un tema a profundizar dentro del programa Avanzado de Coaching Extreme Life Coaching a celebrarse en La Gran Sabana de Venezuela. Es un programa abierto a todo Coach, de cualquier escuela. Los espero este 19, 19, 20 y 21 de febrero. Preparamos un programa completo enfocándonos a 4 áreas de exploración como Life Coaches: Emocional, Intelectual, Físico y Espiritual. Todo será llevado a práctica. Gracias a todos por su apoyo y hacer que este evento se haga posible. Serán 4 días de expansión real de consciencia.

somos-lo-que-creemos

¿Cuál es tu historia?

Todos tenemos las respuestas para alcanzar una vida de plenitud, pero no siempre nos hacemos las preguntas correctas que las descubren. Estamos tan atrapados en cumplir con la historia que nos hemos contado que no nos damos cuenta de que somos responsables de su desenlace. El resultado es vivir bajo el libreto que oculta una salida extraordinaria a una vida cónsona con nuestros criterios, valores y principios. Preferimos la vida en Zombie.

Sin una buena estrategia, es difícil avanzar; requiere tiempo, experiencia, y hacerlo cuantas veces haga falta hasta lograr lo que nos proponemos. Hacerlo cuantas veces haga falta requiere energía, certeza y maestría emocional. Actuar bajo un mal libreto solo permite que te comportes bajo el rol de la historia que tú mismo has generado y que define tu vida. ¿Cuál es la historia que cuentas? ¿Con las relaciones de pareja, las finanzas, tu país, tu trabajo? ¿Es una historia de horror? o ¿Es una historia épica? Eres el presente de tu historia, pero es solo eso, una historia, y tienes la capacidad de cambiarla.

Life  Coaching permite que la persona descubra por sí misma las estrategias que necesita, pero al mismo tiempo deja ver lo absurdo que ha sido la historia que se ha comprado, es difícil de encarar, ya que ha sido un aliado, ha realizado un servicio, el de protegerte de adicional sufrimiento, sometiéndote a un dolor latente, en otras palabras, la historia te puede liberar o esclavizar, pero sirve un propósito.

Solo un terremoto emocional puede sacarte del trance para reenfocar tu mirada hacia nuevas áreas de exploración que solo tú puedes descubrir para despertar, atravesar la barrera de resistencia y lograr eso espacio de iluminación. El momento del AJA. Cuando te das cuenta de que la historia que te has contado ¡no es real!

Queda entonces un gran vacío a llenar, pero es un espacio empoderante, el de saber que cuentas con una nueva forma de ver el presente y diseñar un futuro diferente, cónsono con lo que realmente quieres. Quiero compartir una herramienta utilizada por muchos CEO para conectar las empresas con una visión potenciadora. Pertenece a Mark Benioff, el CEO de Salesforce.com, en su libro Behind the Cloud, nos relata como este sistema le permitió lograr su nivel de éxito enfocando la empresa hacia lo importante. Anthony Robbins inspiró a Benioff a crear V2MOM y forma parte de nuestra filosofía en ILC Academy y la Certificación Internacional de Life Coaching.

Una vez que descubres la realidad de alinear tu vida hacia lo que tú defines, puedes actuar con total libertad hacia aquello que defines como importante. V2MOM te permite una guía que te lleva paso a paso hacia su manifestación. Se conecta con la necesidad de crecer y contribuir, produciendo un efecto enaltecedor durante el proceso de logro, no en la meta en sí, sino en el placer de lograrla. Es una forma como defines las bases para construir la catedral de proyecto que será la nueva historia de tu vida.

V2MOM requiere enfocarse a cinco elementos.

  • Visión – ¿Qué es lo que realmente deseas crear? ¿Hacia dónde apunta lo que dice tu corazón? ¿Estás viviendo la vida que realmente deseas, la que realmente te permite expresar quien eres?
  • Valores – ¿Qué es aquello de tu visión que la hace importante? ¿Por qué es importante? ¿Qué es lo más importante en tu vida, qué te hace vibrar? ¿Estás viviendo esa vibra de forma constante? o ¿Solo sientes inspiración 50% del tiempo? ¿Cuáles son las emociones por las cuales vives?
  • Métodos – ¿Qué recursos necesitas para lograr tu visión? ¿Cómo lo vas a hacer? ¿Qué relaciones tendrás que nutrir? ¿Quién te apoya? ¿Qué necesitarás aprender para mejorarlo? ¿Qué haces al respecto?
  • Obstáculos – ¿Qué desafíos encontrarás en el camino? ¿Qué evita que lo logres? Si es tan importante para ti. ¿Cómo lo vas a solucionar? ¿Quién es la persona que soluciona estos problemas? ¿En quién te conviertes? ¿Qué arquetipo debe estar presente?
  • Monitoreo– ¿Cómo sabrás que estás avanzando?

“La Calidad de tu vida es la calidad de tus preguntas.” Tony Robbins.

Cada una de estas 5 áreas son de exploración, No es la situación, es la estructura emocional en el cual te encuentras para lograr lo que te propones, lo que vibra dentro de ti, lo que te inspira. Construyes una vida basada en la historia que tú deseas contar. Cómo quieres ser recordado, y al hacerlo descubres que es una historia de un personaje heroico, que enfrenta las adversidades, capitaliza de los aprendizajes y al final comienza  a valorar algo más importante que la meta, aprende a trascender.

¿Cuál es tu Historia?

Invitacion-especial

Margarita XVI y una invitación muy especial

 

Regreso de un viaje que marca un ahora y un después; una de esas travesías donde justo cuando pensabas que la cosa se iba a volver rutina, pasa lo inesperado y todo cambia. Esta vez tocó Margarita, cerrando la Certificación XVI de Life Coaching. En solo dos años hemos podido lanzar un nuevo movimiento de Coaching basado en resultados, responsabilidad personal, y motivación hacia la toma de acción, el impacto se siente en cada ciudad donde se ha dictado y donde personas extraordinarias se están uniendo a un equipo de profesionales altamente competentes enfocados a consolidar una visión muy sencilla pero sumamente poderosa: formar a los mejores coaches del mundo. Es esta la visión que motivó a Thomas Leonard a formar la IAC, es nuestra visión también. Los sueños de otros son nuestra razón de ser.

 

Un grupo de profesionales de diferentes ciudades, diferentes regiones, diferentes perspectivas y áreas, demostraron de nuevo que el modelo Life Coaching merece seguir creciendo. Ya hemos comenzado con el programa de monitores, y el nuevo rigor académico. Estos monitores,  Life Coaches profesionales, son entrenados para supervisar las sesiones en pareja y dar feedback positivo, utilizando coaching interactivo para siempre motivar, nunca emitir juicios personales y enfocarse mejorar el desempeño como coach. También estamos mejorando el portal de información de ILC Academy online para descargar todo el material, las presentaciones, videos, formatos y ver los webinars de cada módulo de los 12 que componen la Certificación Internacional de Life Coaching ONLINE EDITION.

Nuevas herramientas están siendo programadas: una rueda estratégica online con múltiples aplicabilidades para el Life Coach es parte de esta etapa de expansión. Con nuevas sedes internacionales, nuevos programas de desarrollo, un grupo de Life Coaches de Santiago en el evento de Tony Robbins y un evento Extreme Life Coaching en Noviembre, anticipo un último trimestre dedicado a mejorar y potenciar aún más, la calidad de cada aspecto de este movimiento. Es momento de un rediseño.

Todo está por rediseñarse y reinventarse, desde la imagen gráfica hasta la exposición internacional, todo debe mejorar. Ayer, después de una sesión de surfing en Playa Parguito, regresé a la posada Pedro El Grando para empacar y regresar a casa para tener 9 días de completo encierro en mi Studio de creatividad, investigación,  xbox360 y paz.  La pregunta es

¿Cuáles 3 cosas puedo comenzar a enfocarme heavy para consolidar la nueva visión de expansión de la ILC Academy?

En eso ando, disfrutando siempre del crecimiento y contribución que solo puede ser motivado a través del campo generado por los 14 nuevos Life Coaches que se certificaron este fin de semana en Margarita, los felicito a todos y sé que el camino que acaban de comenzar los llevará a donde menos se imaginan pero que ya saben como se siente.

 

La Invitación

La invitación es a participar en un evento muy especial, es un ciclo de webinars de transformación personal; eso, sin nombres raros, ni precios escondidos, es un evento de life coaching aplicado a ti. Voy a compartir lecciones, intervenciones, y nuestra metodología de transformación personal para que puedas ir armando la arquitectura de una vida de plenitud basada en lo que más quieras experimentar, sin importar el país en que estás o la situación que enfrentas, todos tenemos la libertad de merecer y escoger la ola que queremos surfear.

Estaré interactuando junto a Maria Alexandra Duque con el grupo y podrás ir conociendo que es lo que realmente quieres, que es lo que te está deteniendo y qué decisiones harán falta tomar para cambiar tu situación existente. Luego conocerás la estructura necesaria a replicar que te mueva a tomar acción, para luego desatar todo tu potencial hacia un propósito más importante que todos esos objetivos. Este es la invitación, espero poder compartir contigo y contribuir a tu continuo éxito.

Saludos

Fernando

 

camino

Relatos de la Bitácora: La Pregunta Primaria

Relatos de la Bitácora

 Lima Perú Sep. 14, 2014

De nuevo viajando por el sur del continente Americano, una vez más, en esa situación donde no hay nada planeado para el fin de semana y las circunstancias se desenvuelven insólitamente hacia un resultado inesperado, pero completamente alineado con pasión, crecimiento y contribución. En este momento me encuentro, en Lima, después de otra gran experiencia de aprendizaje, con el grupo de Santiago – Chile 2, en la Certificación Internacional de Life Coaching.

«Uno no toma el viaje, el viaje lo toma a uno».

Uniendo los puntos

Desde que comencé este proyecto, me doy cuenta de que la gente que se conecta con él, es de valores nobles, gente buena, dinámica, que lucha por lo que quiere y está conectada con la frecuencia vibratoria de este movimiento de expansión. Este viaje en particular une varios puntos que en el momento consideré irrelevantes, pero ahora me doy cuenta de que tiene su razón de ser. En el vuelo a Santiago me encontré con Alejandro Szilagyi, uno de los pensadores y coaches ejecutivos más brillantes de la región. Lo conocí a través del Dr. Jan Moller, por allá en el año 2007. Alejandro, me invitó a ser parte de su grupo Mastermind y hemos estado coincidiendo en eventos, charlas y talleres desde entonces.

En el avión conversamos acerca de nuestros proyectos, viajes y planes. La conversación se volcó hacia uno de las herramientas más poderosas del proceso de Life Coaching: La pregunta primaria o pregunta motora, presentados en los programas del Life Coach, de Anthony Robbins. Permite estar consciente de las preguntas que nos hacemos y al ir explorando, hacia aquella que dirige tu foco e intención, cambia la forma cómo te sientes ante la realidad.

Coaching nos enseña acerca de la calidad de preguntas que realizamos y cómo ese proceso indagatorio, sondeando posibilidades permite que el coachee llegue a conclusiones lógicas, basadas en posibilidades nuevas, donde antes veía solo obstáculos, pero, ¿y qué de las preguntas que nos hacemos internamente? Sabemos que uno de los 3 patrones que rige la estructura emocional, que a su vez genera decisiones, que se convierten en acciones, es el patrón de pensamiento. Allí están los 60.000 pensamientos al día, la comunicación interna, crítica y potenciadora junto con las preguntas que generan esos pensamientos.

Uno de los conceptos que tuvo el mayor impacto para mí durante el Mastery University con Anthony Robbins fue el de la pregunta primaria. De acuerdo a Tony,  es la pregunta dominante que nos hacemos de forma recurrente y que determina, el darnos cuenta, acerca de la experiencia que vivimos, configura nuestro punto de enfoque, y por resultado lo que creemos que nos da placer y ocasiona dolor.  A lo que enfocamos amplificamos y eso se convierte en nuestro objetivo. ¿Cómo vamos?

Si, por ejemplo, tenemos una historia de relaciones románticas que consideramos insatisfactorias o inclusive dolorosas y fallidas, como resultado de su  interpretación, podríamos asumir una posición con respecto a las relaciones, con la pregunta  ¿Esta relación volverá a fallar? ¿Cómo puedo estar seguro o segura que no me dejará de nuevo? O ¿me amará por la mañana?, de acuerdo a la intensidad emocional y el punto de enfoque esto se podría convertir en una profecía que se cumple sola. Lo que temes ya está aquí. Inconscientemente el cerebro estaría apuntando hacia el fracaso. Enfocándose a los defectos del compañero o compañera, en lugar de las áreas en común y lo maravilloso de coexistir con alguien que está allí para ellos.

¿Cuál es el filtro con que ves las siguientes situaciones?

¿y qué pregunta motora te haces?

¿Antes de hablar en público?

¿Antes de una reunión de negocios?

¿Antes de una discusión con tu pareja?

¿Ante las finanzas?

¿Ante los planes no realizados?

¿Ante la posibilidad de ascenso?

¿Ante oportunidades que contemplan riesgos?

¿Cuál es tu pregunta motora al levantarte en la mañana?

¿Cuál es tu pregunta primaria ante la vida?

Fue tu pregunta primaria la que creó gran parte de las experiencias de tu vida que la reafirman y la soportan. Al cuestionarte ¿Por qué nada me sale bien? tendrás experiencias, recuerdos y situaciones que enfatizan tus limitaciones y reducirán tu nivel de autoestima y felicidad. Tu pregunta primaria, nació de una experiencia que interpretaste de cierta manera, construiste alrededor de ella una historia, que no ha sido explorada por otra perspectiva, es tu realidad, pero sigue siendo una historia.

Una vez que aceptamos el inmenso rol que juega nuestra pregunta primaria para crear plenitud, podemos conscientemente reinstalar una, que viva cónsona con nuestro criterio de plenitud y felicidad. La calidad de nuestras vidas está íntimamente ligada a la calidad de preguntas que nos hacemos. Tales  como ¿Por qué me pasa esto a mí? ¿Por qué siempre me sucede esto? ¿Cómo voy a hacer para que me quieran? ¿Me aceptarán? ¿Por qué no puedo vender?, lo que producen son espirales descendentes de energía. Quizás tu capacidad podrá vencer esta espiral y lograr el objetivo, pero ¿a qué costo emocional?

La pregunta primaria al igual que las creencias, deben ser investigadas desde otra perspectiva. Conectándote con el campo de la plenitud, el crecimiento y el sentido de contribución. Deben ser fáciles de retener y producen paz hacia lo que vas a experimentar durante cada momento de cada día.

Me di cuenta de que estaba realizando preguntas inadecuadas con una gran carga negativa, que me hacían esconder detrás de máscaras, miedo e inseguridad. Al reflexionar e internalizar el poder de estas, logré un insight (punto de luz), importante en mi vida, eso se resumió en mi pregunta primaria que rigen todas mis preguntas internas. En otras palabras, al darme cuenta, ¡me explotó la parte de atrás de la cabeza!

¿Cómo puedo agradecer a Dios por mis talentos  para diseñar, crear y enseñar una vida extraordinaria y así ser una fuente de inspiración para mí y para las personas que amo?

Preguntas Primarias Potenciadoras

¿Cómo puedo resolver esta situación a la que enfrento con certeza y compasión?

¿Cómo puedo inspirar a otros a que puedan conectar con su magnificencia y puedan ver lo que yo estoy viendo en ellos?

¿De qué forma puedo hacerlo mejor?

Antes de una charla: ¿De qué forma puedo contribuir al crecimiento y éxito de este gran grupo de personas?

¿De qué forma puedo estar en paz con el resultado que me presente?

¿Cómo puedo servir?

Aún hay mucho por aprender y conocer nuestro código interno. Los viajes, proyectos y las personas que atraemos a nuestro campo de energía son producto de cómo vibramos ante la vida. Este viaje continúa hoy, lo que sucede será una apertura hacia lo desconocido, otro llamado a la aventura, una visita a una montaña, una ola a surfear, una lección potenciadora a presentar o un nuevo aliado al equipo. Todo está bajo la forma en que respondes: ¿A qué me estoy enfocando? ¿Qué  significado le doy? y ¿Qué voy a hacer al respecto?

Alejandro Szilagyi, ahora recuerdo, fue quien me refirió a Sergio Méndez, CEO de Panamerican Consulting, de Guatemala. Allá por el año 2006 ó 2007, con él trabajaba un joven Giovanni Moran quien es hoy el CEO del grupo BURO y quien a su vez me invitó como Conferencista en el Human Capital Fórum. Durante ese evento, conocí a Andres Freudenberg, quien ahora dirige el movimiento de Life Coaching en Chile y Perú. Lo demás es una historia que todos conocen y es la razón por la cual escribo estas líneas desde LIMA, como parte del proyecto Certificación Internacional de Life Coaching.

El viaje continua.  Hoy salgo a un surfing safari aprovechando estos tres días y que quizá me lleve de nuevo a la legendaria ola del Cerro Azul, pero de esa experiencia conversaremos en otro relato desde la bitácora del Life coach.

Los puntos se siguen uniendo.

Carpe Diem. Sigan sus sueños…

ajedres

Tocando Corazones Transformando Vidas: Relatos de la Bitácora

¿Qué busca la gente? …¿Por qué  tanto afán… ¿Cuál es el motivo de su inconformidad?… Quizás de su agresividad? … ¿Por qué  no sonríen? … ¿Qué  quieren lograr?… ¿Cuál es su meta? … Mejor aún ¿Tienen metas?… ¿Saben con qué recursos cuentan? … ¿Conocen sus habilidades o destrezas?… e incluso ¿Conocen sus debilidades? …

Son muchas preguntas para una sola persona, incluso son muchas preguntas para un solo encuentro personal con un desconocido, que quizás se ha topado contigo, bien sea por casualidad o simplemente ha llegado a ti buscando respuestas.

A veces me impresiona, como llegan a tu vida personas perfectamente extraña a ti y que en poco tiempo, se convierten en una razón para experimentar vida, donde el encuentro espiritual es inminente y donde las explicaciones sobran, porque simplemente sabes que ese encuentro viene de Dios. Es aquí donde está la respuesta a las muchas preguntas planteadas al principio de este artículo. Convencida decía a un amigo: El gran problema de la gente es la falta de Dios, es decir la falta de amor y es que, es el amor cristiano el más rico experimento de amistad, donde no hay egoísmos, donde no hay rivalidad, donde se busca el bien del otro y donde cada día hay más herramientas para que las personas que están perdidas busquen su brújula y empiecen a orientar sus vidas.

Justo en esa búsqueda que tiene el ser humano de encontrar una razón de vida, me he encontrado con personas maravillosas que me han enseñado que no importa que tan letrado seas, siempre tienes algo que aprender, que no importa que cultura tienes, siempre habrá otra que te impresione, que no importa que tan lógico seas, siempre hay una deliciosa locura que disfrutar, que no importa que tan serio seas, pues siempre vale la pena sonreír, y mejor aún no importa que tan cansado estés, siempre vale la pena continuar viviendo, y no importa que tan destrozada esté tu vida, siempre vale la pena amar.

Fue así que me encontré con mi coachee Alexandro, un joven venezolano como muchos que tienen la esperanza de un mundo mejor, que tienen sueños de mejorar su futuro, que tienen la ilusión de algún día cambiar su vida. Todo era un sueño, solo que él no estaba consciente del poder de su interior y menos de que los sueños se hacen realidad.

Lo conocí en una conferencia donde él hablaba de emociones y cómo esas emociones pueden afectar positivamente al ser humano para potenciarlo, para terminar con una técnica coach que me dejó impresionada, allí demostró su destreza en algo que para mí era importante y la pregunta no se hizo esperar.
¿-Eres Coach?

Ese fue solo el comienzo de una historia, a decir verdad de una gran historia, ya con muchas conversaciones, muchas escuchas, preguntas, repreguntas, donde fuimos clarificando ideas, sobre lo que para él en ese momento era su meta, su sueño, su objetivo. Sin darme cuenta desarrollamos la Capacidad de establecer y mantener una relación de confianza y en ese mismo sentido me hizo convertirme en su Coach.

Cuando me percaté, estaba practicando las maestrías de la Internacional Association of Coaching (IAC) a pesar que la comunicación e interrelación se hacía por teléfono y por correos diarios que esperaba ansiosamente.  Allí se me daba parte de todas las actividades, tareas y ejercicios espirituales que sugería a mi Coachee con el fin de Abrirse e Invitarlo a nuevas Posibilidades y Ayudarlo a establecer y mantener sus intenciones (metas y objetivos) claros.

Nuestra relación de comunicación llegó a ser tan compenetrada que no podía pensar que alguien creyera que no se puede hacer coaching por vías electrónicas. Todavía algunas personas piensan que los E-Coach son un invento o un esnobismo de algunos novedosos pensadores. Pensadores, que a mi criterio son personas de mentes amplias y que están buscando dar respuestas a las necesidades del ser humano.

El personaje era un joven culto, inteligente y admirado por muchos. Un Conferencista natural, que daba testimonio del talento humano. Una persona con grandes experiencias en el mundo empresarial, pero siempre como toda persona importante, pero sobre todo como ser humano necesita un coach. Siempre se necesita un Coach cuando de lograr metas se trata y en este caso la meta era conseguir un trabajo fuera de Venezuela, el lugar ya lo tenía pensado e incluso había enviado uno que otro curriculum para empresas específicas donde él quería trabajar y donde pensaba podía hacerlo. Solo eso tenía cuando lo conocí, una gran ilusión de salir de país y abrirse un nuevo destino en otro.

New York era el lugar que Alexandro había escogido para su nueva vida profesional y el deseo de irse hizo que una mañana cualquiera su corazón palpitara más fuerte y su emoción lo hiciera brincar de alegría. Había recibido un correo donde lo estaban contratando para trabajar en Nueva York con una empresa filial de la que trabajaba en Venezuela. Debía presentarse a su nuevo trabajo, para la próxima temporada y eso era en tan solo dos meses y dos meses es muy poco tiempo para lo que según Alexandro tenía que hacer. Su primer instinto: renunciar a su trabajo, dejarlo todo y escapar, porque en el fondo descubrí, que él  solo buscaba trabajo en otro país para escapar, como lo había hecho en una oportunidad anterior, sin éxito definitivo, pero para esa época no contaba con un coach, y ahora sí. Un coach que no solo manejaba las herramientas y técnicas para coachear, sino que también era sensible al poder que hay en el hombre cuando se deja amar por Dios y de eso el sabía quizás poco o simplemente lo había olvidado en el camino de su desarrollo académico, mental y social.

“No lo voy a lograr y no tengo tiempo para desgastarme en eso”, fueron las palabras que activaron las alarmas de mi sistema Coach. Estaba enfrentando la primera estructura fuerte que había que derrumbar en mi coachée. Quizás experiencias previas o su sistema de valores dentro de un país en crisis, hacía que surgieran creencias limitantes que si no lograba derribar, sabía le iría mal. Eso estaba claro para mí, pero tenía que estar claro para él, porque si no, no valdría la pena nada. Era él quien tenía que descubrir su propio proceso, sus propias creencias limitantes, pero era yo su coach, quien tenía que ayudarlo a que él lo descubriera.

El tiempo era corto y las gestiones eran muchas, debía escoger una técnica coach, que fuera efectiva, no había tiempo para prácticas, además la distancia no ayudaba, él estaba en Maracay un estado al centro de Venezuela y yo estaba en una Isla, así mismo, en la hermosa Isla de margarita de Venezuela, pero Isla al fin separados por el amar, en este caso por el mar caribe.

La herramienta fue la Sonrisa, producto de todo el potencial maravilloso que mi coachée iba descubriendo en él mismo, poco a poco se dio cuenta, que el amor que le pongamos a las cosas y la disposición con que hagamos lo que queremos, teniendo las metas claras, es una fuerza que sostiene cuando se está cansado, cuando creemos podemos fallar e incluso cuando las cosas no nos salen como esperamos.

El cambio de actitud fue la clave, para emprender lo que para ese momento era imposible, día a día había que hacer un trámite, día a día era un nuevo reto, día a día una nueva ilusión, que iba acompañada de una llamada telefónica, de un correo o un simple mensaje de texto. Aquí escuchaba, preguntaba, repreguntaba, clarificaba, estaba en el presente, haciendo surgir opciones o posibilidades, que él tomaba y las hacía suyas, lo que permitía mantener sus objetivos claros y lo más bello de todo era el nivel de confianza que empezamos a disfrutar, lo que hizo crear un sistema de apoyo que se mantuvo en el tiempo, y lo mejor, que todavía se mantiene. Estaba practicando las maestrías del Coaching de la IAC y era maravilloso.

Así fue como un día me llamó y me dijo. “Tengo el permiso de trabajo en mis manos. Igualmente un acuerdo firmado que indica que cuando yo regrese, si es que regreso (aquí hubo risas), podré recuperar mi trabajo y mi padre tener opción a seguir en la empresa”.

Mi alegría era infinita, lo habíamos logrado, lo más difícil para todos había sido posible y detrás de eso, mucho aprendizaje, muchas alegrías, muchos cambios de actitud, muchas creencias derrumbadas, pero había algo que lo hacía diferente y eso era que se había recuperado la fe. Si, la fe en él, incluso la fe en Dios y eso lo estaba transformando en un ser humano maravilloso. Sus palabras eran cada día más optimistas, con más fuerza, con más decisión, seguridad y empuje. Era como si una fuerza mágica se hubiera apoderado de él y lo hacía invencible, luego entendí era la fuerza del amor de Dios que había tocado su corazón y lo estaba transformando. Su alegría su sonrisa y su emoción traspasaban la línea telefónica, en los correos se veía dibujada su sonrisa y los mensajes de texto gritaban estoy feliz.

Como Coach quise conectar con su alegría y aproveche un viaje que hice a caracas y lo visité. A Dios gracias pude hacerlo por cuatro oportunidades, antes de que se fuera. Solo contacté lo que reflejaban sus mensajes, no fue preciso aplicar la técnica de la rueda de la vida, para descubrir había una situación familiar que le afectaba, muy en el inconsciente de él, pero que le afectaba. Lo sabía, por sus conversaciones, aunque él no me lo dijo.

Seguimos el proceso y luego otra muralla, se levantaba como obstáculo, no había pasaje para Nueva York, un problema con el sistema político y económico de su país impedía la normalidad de
la venta de pasajes. Aquí la cosa se puso dura. Esta fue otra situación que hizo trastocar mi sistema coach. Otra vez mi Coachée me decía: «no me podré ir, ya hice todo y no hay pasaje” Muchos obstáculos, muchas diligencias, muchas opciones, muchas alternativas y siempre la repuesta era NO HAY PASAJE.

Nuevamente tuve que aplicar un electroshock emocional y que él mismo se diera cuenta de todo lo que había logrado, en este proceso y la compra de un pasaje era nada, solo que había que seguir intentando posibilidades. Se dio una y comenzaron a fluir las cosas, pero la fe recobró su energía y el amor de Dios seguía allí bendiciéndolo. Así fue como llegó un correo nocturno donde decía “Ya tengo pasaje comprado para Nueva York” los detalles a continuación.

Nuevamente, mi emoción era tan grande que parecía que la que iba a viajar era yo. Allí entendí la frase de la International Association of Coaching: Viviendo las Maestrías #LivingTheMaestries. Estaba coachando y estaba viviendo las maestrías de la IAC, estaba feliz, me sentía feliz y esa felicidad todavía perdura.

Pero había quedado una situación familiar por allí, sin resolver, que decidí dejar en Oración, porque nunca fue explicada por él, pero si entendida por mí. Esta era una muralla de muchos metros de altura, de roca fuerte y cemento viejo, pero como dije al principio, cuando se mezclan las técnicas coach, con el inmenso amor de Dios, no hay muralla por muy fuerte que sea, que no se pueda derrumbar. Y esta muralla la derribó el amor, el amor de Dios que se derramó en su familia, en un encuentro espiritual con sus padres. Fue así que me llamó llorando de alegría, henchido de emoción, para compartir su felicidad. Felicidad que todavía disfruta y lo emociona y esa emoción lo mantiene vivo hasta ahora, llena su alma y potencia su espíritu. Hizo la paz con Dios y ahora es su amigo que sabe lo acompaña y lo acompañará en su viaje, en su nueva vida, en su nuevo trabajo, en su nuevo país.

A solo una semana de su viaje le negaron la visa de trabajo, lo que en otro momento hubiera sido una tragedia, lo asumió con inteligencia emocional, se rio y dio gracias diciendo: otro reto que asumir, otra situación por resolver, otro aprendizaje que asumir, pero también otras soluciones por crear y finalizó diciendo: “Esta situación no me robará la felicidad, ni me separará de la fuerza del amor de Dios. Visa voy por ti.”

En ese momento supe, que ya podía caminar solo, que ya había descubierto sus potencialidades, que tenía fe en él y fe en Dios que todo lo podía resolver creando posibilidades, dando opciones a la vida y caminando hacia la meta con una sonrisa, que era el anclaje de éxito que practicó, asumió y le dio resultado en todo este proceso coach.

Por mi parte me siento agradecida con la vida, por la oportunidad de vivir esta experiencia como E-Coach, que ha dejado en mí un gran aprendizaje de vida, ha sido una experiencia enriquecedora para mi espíritu, ha sido un encuentro con él, conmigo misma y hasta con Dios. Encuentro que todavía llena mi alma, alegra mi espíritu y me hace sonreír sola. Yo también me siento Feliz, teniendo ahora, no a un Coacheé en Nueva York triunfando, sino a un Amigo. Y quien tiene a un amigo, tiene un tesoro.

mision

El Capitán. Relatos de la Bitácora del Life Coach

Escrito Fernando Celis

La siguiente es parte de una serie de capítulos basados en experiencias recopiladas en estos dos años del proyecto Certificación Internacional de Life Coaching. Los personajes son ficticios, la metodología de Life Coaching narrad0 en ellos son reales y efectivas. Somos todos héroes navegando las aguas de nuestra propia historia. Todos han aportado su energía y pasión para seguir impulsando este gran movimiento de Life Coaching en la región. El artículo a continuación fue seleccionado para aparecer en el libro de Life Coaches de la IAPLC en Estados Unidos.

De la misma forma, ILC Academy estará publicando el libro Life Coaching: Relatos de la Bitácora con historias de los Life Coaches y Life Coach Trainers la cual será publicada por la editorial Cognitio Books, editorial que publica los libros de Wolfgang Hoffmann, Jan Moller, Carola Castillo y Fernando Celis entre otros, esperelo en 2015. Mientras tanto, espero que les guste el primer relato:

El Capitán Fernando Celis

El Capitán está sentado en la playa frente al Mar Caribe, solo, sobre un tronco olvidado por el tiempo que sirve de asiento, aceptó el llamado a la aventura; pidió la baja en la Armada y se mudó con su esposa e hija de 17 años a La Isla. No estaba conforme con lo que se estaba convirtiendo el servicio que tanto admiró. Política y corrupción no entraban en su esquema de valores, así que decidió comenzar algo diferente. Un nuevo comienzo, una práctica privada como ingeniero civil, y los recursos para comenzar una nueva vida.

Una villa con piscina privada con una maravillosa vista del mar en el este de la isla y un paisaje lleno de verdor. Los vestigios de fuertes y castilletes eran clara prueba de que una vez se tenía que proteger a la población de piratas y enemigos. Estos días los piratas habían retornado y estaban manejando el país. Así que decidió aceptar ese llamado y dirigir sus velas a otras aguas con la visión de lograr independencia, y libertad. La visión lo llevó a inscribirse en una certificación de Life Coaching que se dictaba en la Isla. Ahí fue donde nuestros caminos se encontraron, o mejor dicho, ahí fue donde tuve el privilegio de ser parte del Viaje Heroico del Capitán.

Últimamente, el Capitán había perdido certeza. Comenzó a cuestionar sus decisiones de mudarse a la Isla. Quizás no había sido una buena idea. Su esposa cuestionaba sus constantes cambios de emocionalidad. Sentimientos que lo llevaban de nuevo una y otra vez a cruzar la calle y sentarse en la playa. Solo, observando el cielo azul y sol caer, en completa soledad.

Fue un participante activo, siempre haciendo comentarios que permitían la reflexión y el aprendizaje de todos. Pero se sentía la sombra, el sentir que faltaba algo para lograr plenitud, respuestas a preguntas que no había tenido el coraje de realizar. Estaba contemplando irse de nuevo, esta vez a España- Allí podría comenzar de nuevo, pero, ¿cómo poder comenzar si no has terminado de comenzar donde estás? El conflicto lo estaba despedazando, y todo lo que podía hacer era escapar en soledad, a mirar el azul del mar y el sol caer sobre el Mar Caribe. Todos los días.

Tuvimos una breve conversación en la playa, más que una sesión de coaching, fue una de la que prefiero llamara sesión de expresión. Nos encontramos en Playa Guacuco, antes del amanecer, las condiciones eran de calma total, las olas estaban pequeñas, pero muy aptas para surfear con una longboard:  glass aceite y tubular, como lo llaman los surfistas de la zona. Caminamos hacia la playa a ver salir el sol, haciendo su despliegue de luces ámbar mientras emergía sobre el Caribe. Cero destello verde, o la ciudad dentro del sol, sólo el efecto de la rotación de la tierra, y el magnífico show de luces que los elementos nos proveían, suficiente para que cualquiera pudiese pasar el swiche y sentirse bien. La vibra del capitán era neutra.

Así que me encontré en la vía de entrar en ese estado de presencia, de conectar nuestros campos, generando esa energía de intención para a contribuir, para guiar, para coachear.

“Corramos hasta la torre de salvavidas al final de la playa y de regreso, ok?” Eso fue todo lo que se me ocurrió en el momento.

Corrimos, dos hombres de mediana edad, fuera de forma, tratando de encontrarle sentido a las cosas, disfrutando del paisaje y la arena, me di cuenta de que el capitán se volvía competitivo, incrementando el paso, llegamos a la torre de salvavidas, y comenzó a correr más  rápido de regreso. Fue difícil mantenerme solido al mismo paso, y eso que soy surfer, era divertido y desafiante a la vez, y cuando ya estaba por alcanzarlo, dio todo lo que tenía en esos últimos cien metros. Llegamos al final, el capitán caminando hacia la orilla del mar, yo jadeando, exhausto, no está mal para 54, pensé, mientras mi corazón palpitaba más  fuerte que lo normal, el aire lleno de ozono y sal se sentía tan bien. El capitán estaba allí parado, viendo el mar, su cara resplandeciente en el sol de la mañana, reflejando las gotas de sudor que caían por su rostro como pequeñas estrellas.

Se sentía bien, la vibra retornaba al sentarnos frente a un trío de palmeras para comenzar la conversa. Romper el patrón limitante mediante ejercicio y oxigenación era una manera grandiosa de cambiar el estado de un cliente, funcionaba siempre.

La primera pregunta tenía la intención de pedir prestado sus ojos para ver su realidad, y después expandirla. Vino a Margarita a escapar de una persecución política y social; había sido etiquetado por el gobierno dictatorial castro madurista como traidor a la patria, por no apoyar la “revolución” que no era otra cosa que una pandilla de forajidos armados buscando perpetuarse en el poder. Se sentía orgulloso de vivir fiel a sus valores, honor, coraje y la búsqueda de la paz interior. Escapó con sagacidad un intento de secuestro y sabía que vendrían otros. Margarita parecía una buena opción. Vendió todo y ejecutó su plan de mudanza.

Ahora, era libre. Su hija podía ir a la escuela secundaria sin la necesidad de protección especial, no hacía falta el auto blindado. Su esposa estaba feliz, no importó el trauma que implica una mudanza, nunca se quejó. Era una gran vida la de la isla, una de compras, un ambiente excelente para crecer, un entrenador privado de fitness, y tardes de relax en la piscina de su villa privada. Caracas estaba a solo 35 minutos en avión, era como vivir en el extranjero pero estando en Venezuela, lo mejor de dos mundos. Ahí es donde yacía la base del conflicto estructural: la incertidumbre de la decisión. La conversación siguió por un laberinto de preguntas, sondeos socráticos y reflexiones, profundizando cada vez más hasta descubrir esa creencia limitante, la cual salió de forma  natural como una rata que se le saca de su madriguera a punta de fuego y humo.

“No sé si tome la decisión correcta” El capitán se desplomó. La vergüenza de no ser lo que creía ser, un capitán de una nave de Guerra, pesaba una tonelada. Ahora estaba descompuesto, con miedo a marcar una ruta. Su certeza se había desvanecido y estaba afectando su relación con su esposa. Su hija de 17 años estaba mostrando signos de rebelión juvenil. Las discusiones en casa se estaban volviendo intolerables para todos.

Empezamos a explorar nuevas formas de descubrir nuevas posibilidades. Una nueva manera de ver las cosas, comenzamos a cuestionar su creencia. “No tengo certeza en mis decisiones.” ¿Es eso verdad? ¿Cómo opera esa creencia? ¿Cuál ha sido la consecuencia de aceptarla? ¿Dónde vive? ¿Qué necesidades satisface?

Una creencia es una sensación de certeza acerca de lo que algo significa, así que es real. Pero la realidad puede ser cuestionada hacia la neutralidad. Cada creencia limitante es una historia que compramos que no ha sido investigada por otras perspectivas. Cuestionar una creencia hace que esta  pierda validez. El Capitán comenzó a descubrir una nueva manera de percibir su situación actual. Comenzó a respirar de forma más calmada, más tranquila, recuperó su compostura y comenzó a caminar, esta vez hacia el mar, siguiendo un camino que solo él conocía. Lo seguí con curiosidad de cerca, escuchando con detenimiento e interés, a medida que reflexionaba acerca de todo lo que estaba descubriendo. Sentí una nueva vibra, era esperanza. Pero hacía falta profundizar.

Al final de la playa había una colina, desde allí se podía ver la bahía a de Pampatar. El sol ya llenaba el ambiento de intensa luz y el cielo azul era más intenso que nunca. Al llegar a la cima nos encontramos los vestigios de un viejo fortín colonial del siglo 18. Nos sentamos en la muralla, donde siglos atrás se habían presentado batallas y aventuras. Comencé a explorar los callejones de la certeza perdida del Capitán. La pregunta que siguió fue lógica, salió por si sola:

¿Te recuerdas de un momento en tu vida donde has tenido la certeza absoluta de algo?

El Capitán recolectó en silencio. De l0s miles de conexiones y archivos en su base de datos, recuperó un momento. Esperé en calma y en expectativa por la respuesta, conectando nuestros campos de energía. Presente. El Capitán estaba en un barco, específicamente la fragata F22 Mariscal Sucre, una nave de defensa equipada con misiles de mediano alcance, a cargo de la escolta de buques de la marina mercante y cruceros por el Caribe hacia el canal de Panamá.

Fue durante el Huracán Bertha, un fenómeno que generalmente se aleja de las costas de Suramérica  siguiendo una ruta errática por el Caribe atravesando las islas en su viaje hacia el Atlántico. Esta vez, giró hacia el sur. Nunca antes esto había ocurrido, y la nave enfrentaba olas de 8 metros de altura, ráfagas de viento laterales de 90 millas por hora y una tripulación aterrada. ¿Qué ves? Le pregunté, mientras se conectaba con una estructura intensa de mando.

“Veo las caras de mi tripulación, me miran con respeto, admiración, estoy dando órdenes. Estoy enfocado a la tarea, llegar  a aguas seguras. Todos escuchan cada palabra, cumplen las ordenes al pie de la letra, las olas golpean la fragata como un barco de juguete, cada punto de la nave debe estar asegurado, cada escotilla sellada, todo compartimiento debe ser cerrada, cada marejada considerada para seguir la ruta, correcciones menores de curso deben ser alteradas, cada minuto una nueva decisión.”

Después vino lo inesperado…la ola forajida.

“Rogue Waves: Olas Forajidas (también conocidas como olas monstruo, olas asesinas u olas anormales) son olas de superficie relativamente grandes y espontáneas, son una amenaza inclusive para barcos grandes, y cruceros.

En Oceanografía, se les define de forma precisa como aquellas olas cuyo tamaño es más del doble del tamaño significante de ola (Hs o SWH)” De WIKIPEDIA

El capitán estaba encendido mientras relataba cómo logró salvar la nave. ¿Qué ves? ¿Lo ves en tercera persona o estas viéndolo con tus ojos? “Lo veo en primera persona, veo la cara de admiración de la tripulación, los marineros, escuchando sus comentarios. Estoy seguro, tengo la certeza, estoy al mando.” Y cuando lo dijo, lo sentí.

Se relajó y se sentó a absorber los rayos del sol de la mañana. Luego caminamos a nuestro punto de partida en la playa. “Ahora dime Capitán, cuando estas inmerso en la incertidumbre de tomar las decisiones actuales, ¿Que ves? ¿Qué sientes? Pregunté con profundo respeto. El Capitán cerró los ojos.

 “Estoy sentado frente a la playa, me veo desde atrás, mirando un mar calmado y oscuro. Estoy triste, avergonzado…”

Entonces le pedí que cambiara la cámara. “Entra dentro de ti mismo, míralo con tus propios ojos. Respira como estabas respirando cuando comandaste el F22 por las fauces de Bertha. ¿Que ves?”

Al cambiar su fisiología radicalmente, se puso de pie, lágrimas comenzaron a marcar trazos en su rostro resplandeciendo en el sol de la mañana. “Veo a mi hija viéndome con admiración, el mar no está oscuro, mi esposa está al frente con sus ojos llenos de amor, confiando en mi buen juicio al tomar decisiones. Ella necesita mi certeza. Dios mio! Ha estado en dolor y no lo había notado por estar envuelto en sentimientos de autocompasión. Olvidé lo que significo para ellas y lo que deseo para cada una.”

 “Ahora”, le solicité de forma asertiva “Ancla ese momento, ancla el feeling, dale a esa estructura un nombre.” Y con un gesto de poder al cerrar su puño exclamó, “Capitán!”, “Más duro!” solicité. “Capitán” respondió enfáticamente. “Con más fuerza” pedí.  “Capitán!” gritó con determinación.

Esta vez, fui testigo de un verdadero momento de transformación, un breakthrough, un cambio de vibra, su campo de energía se expandió y lo pude sentir, en ese momento, no era coach, era un ser humano presente en admiración ante el poder y expansión de un gran hombre, con ideas, planes, compromisos con su familia y un sentido de propósito.

Fuimos a desayunar para esbozar un plan de acción. Diseñó una serie de iniciativas para desarrollar el crecimiento de su práctica profesional, amaba el coaching y decidió que podía contribuir con el desarrollo, expansión y crecimiento de otros, que al igual que él, estaban estancadas en ese loco ocho de considerar emigrar a otro país. Hasta desarrolló una estrategia de salida para considerar España como un segundo hogar. Comenzó a construir un plan para establecer un estudio de coaching online en su villa en Margarita. Todo parecía fluir fácilmente, pero requería de esa energía y un sentido de dirección y enfoque. Por ahora, sabía que estaba en el lugar correcto, había descubierto un llamado que le daba a su vida una razón de ser.

Al alejarse de la sesión me quede pensando en todos los eventos de la mañana. Eran las 8:00 am, el día apenas comenzaba, miré con asombro el mar al darme cuenta que una marejada estaba entrando, olas perfectas de izquierda estaba comenzando a reventar en el arrecife de Playa Cardón, perfectas, reflejando el sol de la mañana majestosamente. Una buena mañana para una session de surfing. Pero tenía una pregunta más que hacer, le grité a lo lejos. “Capitán. ¿Que vas a hacer ahora?”

Me miró a lo lejos sonriendo, su rostro reflejando felicidad y fuerza, mientras me miraba ahí, terminando mi segunda empanada de cazón, me gritó con fuerza:

“Voy a regresar a mi casa, a hacerle saber a mi esposa que estoy al mando de este barco!”

Y mientras me quede allí solo, absorbiendo sus palabras, comprendí de nuevo porque amo esto del Life Coaching.

Life-Coaching-miami

El Poder de la Pregunta en Life Coaching

Las Preguntas en Life Coaching (transcripción de parte del video del Módulo III de la Certificación Internacional de Life Coaching ONLINE)

Esta semana comenzamos a trabajar el segundo de los tres instrumentos que como coach debes dominar con maestría, El Poder de la Pregunta.  Life Coaching te lleva a desafiar la forma natural como hemos aprendido a comunicarnos. Nuestro ego busca siempre afirmar, decir, reflejar lo que pensamos de acuerdo al  mundo que nosotros vemos. Life Coaching es entrega al otro, de forma incondicional, sin juicios, en presencia. Son dos planetas diferentes. Es soltar en lugar de traer.

En Playa El Yaque tomé mi primera lección de Kite Surf con Luis, de Campello Kite Surf – No es algo  sencillo, el kite o cometa es gigantesco y la fuerza del viento es tan respetable como la fuerza de una ola. Tu control sobre el kite se basa en la coordinación precisa del uso de la barra de control. Si halas la vara hacia tí, el Cometa toma aire y te impulsa, hacia donde tú indiques. Si sueltas la vara, extendiendo los brazos, el cometa se relaja, el impulso se reduce, a una zona más segura.

El punto es que al sentir la fuerza del aire y el impulso, si no se está preparado, si se introduce una pizca de miedo o alerta, la tendencia natural es aferrarte de la barra de control halándola hacia ti, buscando aferrarte a seguridad lo cual produce más tensión, más impulso y si no tienes un buen coach a tu lado, la posibilidad de sufrir tu peor pesadilla, al ser arrastrado por el viento a su antojo por todo El Yaque o peor, a los cables de alta tensión.

Se aprende a callar la mente, enfocarse a la tarea, soltar cuando hay demasiado viento, halar para atraparlo lo suficiente para correr sobre el mar en la tabla, hasta donde tú definas tus límites. O sea, se aprende a ir en contrario a tu tendencia natural. Se aprende a meditar, para pensar claramente y avanzar. Siempre en presencia, alerta, totalmente enfocado a una sola cosa: lo que comunica el coachee.

La pregunta en Life Coaching es eso, soltar cuando quieres hablar. Escuchar con detenimiento, apagar el ruido mental y seguir la línea de diálogo donde la pregunta que realizas, te guía hasta ese punto de encuentro con lo que ES. Una verdad que no ha sido explorada. La tierra inexplorada de la que hablaba William Shakespeare.

Cuando esto lo llevamos a las Maestrías de Coaching IAC, nos referimos a la Maestría # 6: CLARIFICAR. El objetivo es reducir el nivel de confusión que pueda tener el coachee. Comprender mejor cuál es el mejor curso de acción o el significado de lo que se está abordando. Al tener una mayor CLARIDAD de las cosas, el coachee tiene más certeza para tomar los siguientes pasos, enfocándose a lo que es importante y dejando ir lo que no sirve.

A veces, la misma rutina, o el estar muy cerca del problema es lo que precisamente no lo deja ver. El coachee asume acciones inefectivas basadas en hábitos, creencias limitantes y experiencias pasadas, sin darse cuenta. La solución es observar bien las respuestas y llegar a esa pregunta que pueda asistir a que el cliente abra los ojos y vea posibilidades donde antes encontraba obstáculos. La pregunta evoca la respuesta que armará al coachee con el descubrimiento, las armas a llevar en su viaje heroico hasta el resultado deseado.

¿Qué área de tu enfoque, significado y energía debes alterar para entrar en fluidez a esta fórmula de comunicación?  La pregunta es lo que te puede liberar.

La pregunta en Life Coaching permite observar la superficie de la información y guiar los puntos del diálogo a un nivel más profundo que el coachee no ve. Al responder y escuchar con compromiso, el coachee llega a ese momento de AJA! Donde descubre algo, que le permitirá decidir hacia la toma de acciones que generan crecimiento.

Veamos 5 condiciones que deben estar presentes al realizar una sesión de Life Coaching.

  1. Pensar en potencial. Siempre con la certeza de que tú está frente a un ser extraordinario que a través de la confianza generada te ha manifestado lo que quiere, tu trabajo es conectar con esta meta con total entrega y sondear para que el mismo coachee descubra lo que tú ya estás viendo. En ese sentido, la presuposición es la de logro.
  2. Dejar de controlar. Tú nunca tienes el control en Life Coaching. El protagonista es el coachee, y en su viaje heroico has tenido el privilegio de estar en su camino. Entrega el control, cédelo, y enfócate a contribuir. Al escuchar con compromiso completamente en presente, la pregunta llega.
  3. Preguntas abiertas. Técnicamente, las preguntas son abiertas y cerradas. Unas abren el grifo de la abundancia de información, otras la cierran. Las preguntas más efectivas son las que comienzan abiertas, cuéntame, háblame acerca de…, practícalas esta semana. Es una intervención de un ser a otro ser, no un interrogatorio de la FBI.
  4. Escribe tus preguntas en una bitácora. Busca la forma de hablarte en función de preguntas. La pregunta debe conectarte a un marco de gratitud, potencialidad y satisfacción Por ejemplo:

        ¿A qué te estás enfocando?

        ¿De qué estás agradecido?

        ¿Qué acciones diferentes puedes realizar hoy para…?

        ¿Cuál sería un Propósito que haría que eso se volviese más atractivo?

        ¿Cómo puedes agradecer más por tus talentos de contribuir a que otros logren una vida de plenitud?            

  1. Mira tus juicios. Obsérvate a ti mismo, y filtra tus juicios, tus críticas y tu afán de aconsejar. Esto no se trata de tí, nunca lo fue, se trata siempre del otro al cual observas en asombro.

Las preguntas en coaching son mucho más poderosas que una afirmación o consejo. Decirle a alguien RELAJATE solo lo lleva a una estructura de más tensión, porque se enfoca al hecho puntual que no está relajado. En cambio una pregunta poderosa como: ¿De qué forma cambia tu respiración cuando estás relajado? Contiene elementos que la hacen poderosa porque el resultado es un cambio de enfoque, de significado y de fisiología. (tomado del libro de John Whitmore)

ESPERA  por la respuesta…

La pregunta lleva a pensar, y pensar lleva tiempo, espera para que la respuesta llegue. Todo lo que vamos a hacer parte de esta herramienta. Aplica esta práctica cuasi meditativa que has aprendido hasta ahora. Coaching es proactivo, mientras más cuenta te das de cómo ayuda al coachee, más herramientas tienes.

Mejorar el desempeño en Life Coaching  es actuar más allá de los límites que nos definimos, el mundo cómodo se ve desafiado desde el momento que la pregunta lleva a una decisión de actuar mas allá de esa barrera de resistencia y comienza entonces a explorarse territorio desconocido, que genera un aprendizaje y que a su vez genera crecimiento.

¿Cuáles son las preguntas que vas a hacer? Cuando practiques GROW, SIENTE la pregunta, siente su intención, hacia donde va y quédate tranquilo que la respuesta llega. La gran satisfacción del resultado de una buena sesión de Life Coaching es sentir crecimiento.

¿A qué te estás enfocando? ¿Qué significado le das? ¿Qué haces al respecto?  Más allá de los límites, existe un área a explorar, y esa es la razón de ser de la pregunta.  Al construir tu práctica de Life Coaching estás diseñando el vehículo donde vas a montar la construcción de una catedral de proyecto de servicio hacia los demás y esa catedral debe ser asombrosa.  Y sé este proyecto te ayuda a conseguir algo que es bueno para ti, bueno para otros y bueno para el bien común;  si tu negocio transfiere tu energía hacia afuera, entonces, ¿cómo puede irte mal?

Te comienzas a dar cuenta que los problemas son los regalos. Los desafíos del marketing, son los regalos, la falta de conocimiento de la tecnología son los regalos, las críticas son los regalos, la falta de libertades, son los regalos. Porque te enseñan a ser más, a ser mejor y a no desistir sino  cuando hayas logrado el estándar de calidad que tú deseas por que así tú te lo imaginas.

Decide, pero decide que estás en un juego a disfrutar, porque si solo lo vas a disfrutar cuando las cosas van bien, no tendrás esa continuidad. Es como surfear. Surfear en olas pequeñas es lo que haces  cuando las condiciones van bien. Surfear olas grandes es lo que haces cuando las cosas pueden ir mal, cualquier cosa puede pasar, cualquier error puede costarte un serio wipeout, pero la satisfacción de agarrar esa ola es absoluta, es tuya para atesorar durante toda la vida. Pura vida.

xtreme-puerto-ordaz-fernando

Crees lo que NO es

Hay una escena de la serie Game of Thrones donde el personaje Tyrion, interpretado por el ganador del Emmy Peter Dinklage, conversa con Varys, personaje de oscuros planes. Varys le lanza un acertijo a Tyrion.

“Un rey, un sacerdote y un hombre rico están sentados en una sala. Con ellos hay un mercenario a espada. Cada hombre le paga al mercenario para que mate a los otros dos. ¿Quien vive? Quien Muere?”

La respuesta es reveladora. El Poder reside donde los hombres CREEN que reside.

El clip está aquí abajo:

¿Qué es una creencia? A veces los términos no nos permiten ver la simplicidad de lo que es. Simplicidad, llevar todo a sus mínimos términos, lograr más con menos recursos es una buena forma de comenzar cualquier viaje heroico para comprender la creencia. Eso será tu santo grial.

¿Dónde se encuentra este enemigo oculto? ¿Por qué se esconde? ¿Cómo logras sacarla a flote?

Comencemos con el primer paso de este paseo:

DESCUBRE: El camino a tu destino comienza con aceptar el llamado a la aventura. Todos tenemos sueños, de una vida mejor, aspiraciones, metas. Todos tenemos una pasión directa por algo o alguien, y también miramos a veces con no muy buenos ojos a la realidad en que vivimos, queremos una vida mejor, más dinero, más carros, más amor, y no estamos satisfechos con el presente.

Reflexionar acerca de qué es lo que evita disfrutar esta vida que idealizamos, es aceptar el llamado a la aventura, esa exploración interna te llevará a un laberinto de respuestas, de excusas, de planteamientos y justificaciones que quizá te saque del camino o a seguir profundizando, hasta que llegues a ese momento de  ¡AJA! Al plantearte a ti mismo o a ti misma “es que soy muy…”

¿Qué haces con ese descubrimiento cuando te planteas algo que es precisamente lo que te separa del tesoro que buscas?

No es la Situación es la Emoción

Es cómo esa creencia te ha mantenido dentro de un mundo familiar, evitando crecer, o sobre compensando otras vías que la protegen. La creencia, esa entidad que vive en ti, y que consideras tu enemigo oculto, es real por que tú CREES que lo es.

DESMONTA: ¿Alguna vez la has cuestionado? El sufrimiento es solo una historia que nos contamos. Una historia que nunca has permitido ser vista desde otra perspectiva, en ese sentido somos full egoístas. La cosa siempre es entre la creencia y tú. Un punto de vista único. ¿Qué pasaría si la interpelas,  cuestionas y empiezas a descubrir que esa forma no es la única que existe? Es una mesa de diálogo como la que están pasando en la televisión venezolana. Por primera vez eres Henry Ramos Allup, miembro de la Mesa de la Unidad Democrática de tu mente,  cuestionando tu creencia limitante, ofreciendo nuevas preguntas y planteamientos, para que comiences a dudar. Desmontando la estructura que la sostiene, tuerca por tuerca, cable por cable. Empieza el camino de pruebas, tu enemigo oculto comienza  sentir que algo pasa y te va a seducir para que abandones la gesta, pero tú sigues adelante como persona extraordinaria que eres.

DEACTIVA: Es tanto el poder de descubrir que algo no es como tú piensas que en ese momento de claridad, queda un espacio, en ese presente, que te llena de una energía diferente. Entras en una estructura de entusiasmo, que viene de la palabra ENTHEOS, en DIOS. Esa claridad proviene de una energía espiritual que te permite manejar la incertidumbre y seguir adelante, con más certeza y fe, pero el enemigo oculto no lo has ni desintegrado ni eliminado. Siempre fue parte de lo que eres, y lo que eres es perfecto. La creencia que te limita estará siempre al acecho, mientras la sigas conectando con aquello que te produce dolor, entonces viene ese paso tan importante en el ciclo del héroe, que viene después de la batalla.

 

INTEGRA: Le echamos la culpa a las cosas, a las personas y a las situaciones. ¿De qué tanto le echas la culpa, de lo que produjo dolor en el pasado? En un lugar que ya no existe. ¡Es asombroso como un incidente de 10 segundos genera una estructura, un planeta de maltripeo que puede durar una semana! Ese planeta de irrealidad, dolor, angustia, o depresión es generado por una máquina mal cableada basada en una irrealidad. El camino a la iluminación comienza por aceptar nuestra demencia.

Esa misma entidad que se generó en el pasado, te permitió sobre compensar volviéndote más perfeccionista, o más dedicado, o más defensivo, o más alejado, lo cual hizo que desarrollaras un talento. Un talento que te ha permitido avanzar en tu camino del héroe. Eres más enfocado a la tarea, o eres más conectado con el control, el arquetipo que llevas es el que produjo eso que antes llamabas tu enemigo interno. Como Bruno Díaz, nunca puede llegar a ser Batman si el Guasón no ocasiona trauma cuando era niño.

Es hora de integrar, aceptar, respirar y saber que eso solo estaba tratando de protegerte, de que estuvieses siempre en el mundo familiar. Siempre cómodo, temerosos sí, pero seguro. Ahora que has visto que no tiene sentido poniéndole la etiqueta de que “yo soy…” puedes reconocerla como es, lo que tú CREES que es, y ahora tienes el poder de CREAR otra alternativa potenciadora. Intégrala a tu sistema, con un cableado correcto, alineado hacia ese tesoro, esa meta que te inspira. La historia que ahora cuentas, no está en el pasado. Está presente. Hakuna Matata.-