somos-lo-que-creemos

¿Cuál es tu historia?

Todos tenemos las respuestas para alcanzar una vida de plenitud, pero no siempre nos hacemos las preguntas correctas que las descubren. Estamos tan atrapados en cumplir con la historia que nos hemos contado que no nos damos cuenta de que somos responsables de su desenlace. El resultado es vivir bajo el libreto que oculta una salida extraordinaria a una vida cónsona con nuestros criterios, valores y principios. Preferimos la vida en Zombie.

Sin una buena estrategia, es difícil avanzar; requiere tiempo, experiencia, y hacerlo cuantas veces haga falta hasta lograr lo que nos proponemos. Hacerlo cuantas veces haga falta requiere energía, certeza y maestría emocional. Actuar bajo un mal libreto solo permite que te comportes bajo el rol de la historia que tú mismo has generado y que define tu vida. ¿Cuál es la historia que cuentas? ¿Con las relaciones de pareja, las finanzas, tu país, tu trabajo? ¿Es una historia de horror? o ¿Es una historia épica? Eres el presente de tu historia, pero es solo eso, una historia, y tienes la capacidad de cambiarla.

Life  Coaching permite que la persona descubra por sí misma las estrategias que necesita, pero al mismo tiempo deja ver lo absurdo que ha sido la historia que se ha comprado, es difícil de encarar, ya que ha sido un aliado, ha realizado un servicio, el de protegerte de adicional sufrimiento, sometiéndote a un dolor latente, en otras palabras, la historia te puede liberar o esclavizar, pero sirve un propósito.

Solo un terremoto emocional puede sacarte del trance para reenfocar tu mirada hacia nuevas áreas de exploración que solo tú puedes descubrir para despertar, atravesar la barrera de resistencia y lograr eso espacio de iluminación. El momento del AJA. Cuando te das cuenta de que la historia que te has contado ¡no es real!

Queda entonces un gran vacío a llenar, pero es un espacio empoderante, el de saber que cuentas con una nueva forma de ver el presente y diseñar un futuro diferente, cónsono con lo que realmente quieres. Quiero compartir una herramienta utilizada por muchos CEO para conectar las empresas con una visión potenciadora. Pertenece a Mark Benioff, el CEO de Salesforce.com, en su libro Behind the Cloud, nos relata como este sistema le permitió lograr su nivel de éxito enfocando la empresa hacia lo importante. Anthony Robbins inspiró a Benioff a crear V2MOM y forma parte de nuestra filosofía en ILC Academy y la Certificación Internacional de Life Coaching.

Una vez que descubres la realidad de alinear tu vida hacia lo que tú defines, puedes actuar con total libertad hacia aquello que defines como importante. V2MOM te permite una guía que te lleva paso a paso hacia su manifestación. Se conecta con la necesidad de crecer y contribuir, produciendo un efecto enaltecedor durante el proceso de logro, no en la meta en sí, sino en el placer de lograrla. Es una forma como defines las bases para construir la catedral de proyecto que será la nueva historia de tu vida.

V2MOM requiere enfocarse a cinco elementos.

  • Visión – ¿Qué es lo que realmente deseas crear? ¿Hacia dónde apunta lo que dice tu corazón? ¿Estás viviendo la vida que realmente deseas, la que realmente te permite expresar quien eres?
  • Valores – ¿Qué es aquello de tu visión que la hace importante? ¿Por qué es importante? ¿Qué es lo más importante en tu vida, qué te hace vibrar? ¿Estás viviendo esa vibra de forma constante? o ¿Solo sientes inspiración 50% del tiempo? ¿Cuáles son las emociones por las cuales vives?
  • Métodos – ¿Qué recursos necesitas para lograr tu visión? ¿Cómo lo vas a hacer? ¿Qué relaciones tendrás que nutrir? ¿Quién te apoya? ¿Qué necesitarás aprender para mejorarlo? ¿Qué haces al respecto?
  • Obstáculos – ¿Qué desafíos encontrarás en el camino? ¿Qué evita que lo logres? Si es tan importante para ti. ¿Cómo lo vas a solucionar? ¿Quién es la persona que soluciona estos problemas? ¿En quién te conviertes? ¿Qué arquetipo debe estar presente?
  • Monitoreo– ¿Cómo sabrás que estás avanzando?

“La Calidad de tu vida es la calidad de tus preguntas.” Tony Robbins.

Cada una de estas 5 áreas son de exploración, No es la situación, es la estructura emocional en el cual te encuentras para lograr lo que te propones, lo que vibra dentro de ti, lo que te inspira. Construyes una vida basada en la historia que tú deseas contar. Cómo quieres ser recordado, y al hacerlo descubres que es una historia de un personaje heroico, que enfrenta las adversidades, capitaliza de los aprendizajes y al final comienza  a valorar algo más importante que la meta, aprende a trascender.

¿Cuál es tu Historia?

camino

Relatos de la Bitácora: La Pregunta Primaria

Relatos de la Bitácora

 Lima Perú Sep. 14, 2014

De nuevo viajando por el sur del continente Americano, una vez más, en esa situación donde no hay nada planeado para el fin de semana y las circunstancias se desenvuelven insólitamente hacia un resultado inesperado, pero completamente alineado con pasión, crecimiento y contribución. En este momento me encuentro, en Lima, después de otra gran experiencia de aprendizaje, con el grupo de Santiago – Chile 2, en la Certificación Internacional de Life Coaching.

«Uno no toma el viaje, el viaje lo toma a uno».

Uniendo los puntos

Desde que comencé este proyecto, me doy cuenta de que la gente que se conecta con él, es de valores nobles, gente buena, dinámica, que lucha por lo que quiere y está conectada con la frecuencia vibratoria de este movimiento de expansión. Este viaje en particular une varios puntos que en el momento consideré irrelevantes, pero ahora me doy cuenta de que tiene su razón de ser. En el vuelo a Santiago me encontré con Alejandro Szilagyi, uno de los pensadores y coaches ejecutivos más brillantes de la región. Lo conocí a través del Dr. Jan Moller, por allá en el año 2007. Alejandro, me invitó a ser parte de su grupo Mastermind y hemos estado coincidiendo en eventos, charlas y talleres desde entonces.

En el avión conversamos acerca de nuestros proyectos, viajes y planes. La conversación se volcó hacia uno de las herramientas más poderosas del proceso de Life Coaching: La pregunta primaria o pregunta motora, presentados en los programas del Life Coach, de Anthony Robbins. Permite estar consciente de las preguntas que nos hacemos y al ir explorando, hacia aquella que dirige tu foco e intención, cambia la forma cómo te sientes ante la realidad.

Coaching nos enseña acerca de la calidad de preguntas que realizamos y cómo ese proceso indagatorio, sondeando posibilidades permite que el coachee llegue a conclusiones lógicas, basadas en posibilidades nuevas, donde antes veía solo obstáculos, pero, ¿y qué de las preguntas que nos hacemos internamente? Sabemos que uno de los 3 patrones que rige la estructura emocional, que a su vez genera decisiones, que se convierten en acciones, es el patrón de pensamiento. Allí están los 60.000 pensamientos al día, la comunicación interna, crítica y potenciadora junto con las preguntas que generan esos pensamientos.

Uno de los conceptos que tuvo el mayor impacto para mí durante el Mastery University con Anthony Robbins fue el de la pregunta primaria. De acuerdo a Tony,  es la pregunta dominante que nos hacemos de forma recurrente y que determina, el darnos cuenta, acerca de la experiencia que vivimos, configura nuestro punto de enfoque, y por resultado lo que creemos que nos da placer y ocasiona dolor.  A lo que enfocamos amplificamos y eso se convierte en nuestro objetivo. ¿Cómo vamos?

Si, por ejemplo, tenemos una historia de relaciones románticas que consideramos insatisfactorias o inclusive dolorosas y fallidas, como resultado de su  interpretación, podríamos asumir una posición con respecto a las relaciones, con la pregunta  ¿Esta relación volverá a fallar? ¿Cómo puedo estar seguro o segura que no me dejará de nuevo? O ¿me amará por la mañana?, de acuerdo a la intensidad emocional y el punto de enfoque esto se podría convertir en una profecía que se cumple sola. Lo que temes ya está aquí. Inconscientemente el cerebro estaría apuntando hacia el fracaso. Enfocándose a los defectos del compañero o compañera, en lugar de las áreas en común y lo maravilloso de coexistir con alguien que está allí para ellos.

¿Cuál es el filtro con que ves las siguientes situaciones?

¿y qué pregunta motora te haces?

¿Antes de hablar en público?

¿Antes de una reunión de negocios?

¿Antes de una discusión con tu pareja?

¿Ante las finanzas?

¿Ante los planes no realizados?

¿Ante la posibilidad de ascenso?

¿Ante oportunidades que contemplan riesgos?

¿Cuál es tu pregunta motora al levantarte en la mañana?

¿Cuál es tu pregunta primaria ante la vida?

Fue tu pregunta primaria la que creó gran parte de las experiencias de tu vida que la reafirman y la soportan. Al cuestionarte ¿Por qué nada me sale bien? tendrás experiencias, recuerdos y situaciones que enfatizan tus limitaciones y reducirán tu nivel de autoestima y felicidad. Tu pregunta primaria, nació de una experiencia que interpretaste de cierta manera, construiste alrededor de ella una historia, que no ha sido explorada por otra perspectiva, es tu realidad, pero sigue siendo una historia.

Una vez que aceptamos el inmenso rol que juega nuestra pregunta primaria para crear plenitud, podemos conscientemente reinstalar una, que viva cónsona con nuestro criterio de plenitud y felicidad. La calidad de nuestras vidas está íntimamente ligada a la calidad de preguntas que nos hacemos. Tales  como ¿Por qué me pasa esto a mí? ¿Por qué siempre me sucede esto? ¿Cómo voy a hacer para que me quieran? ¿Me aceptarán? ¿Por qué no puedo vender?, lo que producen son espirales descendentes de energía. Quizás tu capacidad podrá vencer esta espiral y lograr el objetivo, pero ¿a qué costo emocional?

La pregunta primaria al igual que las creencias, deben ser investigadas desde otra perspectiva. Conectándote con el campo de la plenitud, el crecimiento y el sentido de contribución. Deben ser fáciles de retener y producen paz hacia lo que vas a experimentar durante cada momento de cada día.

Me di cuenta de que estaba realizando preguntas inadecuadas con una gran carga negativa, que me hacían esconder detrás de máscaras, miedo e inseguridad. Al reflexionar e internalizar el poder de estas, logré un insight (punto de luz), importante en mi vida, eso se resumió en mi pregunta primaria que rigen todas mis preguntas internas. En otras palabras, al darme cuenta, ¡me explotó la parte de atrás de la cabeza!

¿Cómo puedo agradecer a Dios por mis talentos  para diseñar, crear y enseñar una vida extraordinaria y así ser una fuente de inspiración para mí y para las personas que amo?

Preguntas Primarias Potenciadoras

¿Cómo puedo resolver esta situación a la que enfrento con certeza y compasión?

¿Cómo puedo inspirar a otros a que puedan conectar con su magnificencia y puedan ver lo que yo estoy viendo en ellos?

¿De qué forma puedo hacerlo mejor?

Antes de una charla: ¿De qué forma puedo contribuir al crecimiento y éxito de este gran grupo de personas?

¿De qué forma puedo estar en paz con el resultado que me presente?

¿Cómo puedo servir?

Aún hay mucho por aprender y conocer nuestro código interno. Los viajes, proyectos y las personas que atraemos a nuestro campo de energía son producto de cómo vibramos ante la vida. Este viaje continúa hoy, lo que sucede será una apertura hacia lo desconocido, otro llamado a la aventura, una visita a una montaña, una ola a surfear, una lección potenciadora a presentar o un nuevo aliado al equipo. Todo está bajo la forma en que respondes: ¿A qué me estoy enfocando? ¿Qué  significado le doy? y ¿Qué voy a hacer al respecto?

Alejandro Szilagyi, ahora recuerdo, fue quien me refirió a Sergio Méndez, CEO de Panamerican Consulting, de Guatemala. Allá por el año 2006 ó 2007, con él trabajaba un joven Giovanni Moran quien es hoy el CEO del grupo BURO y quien a su vez me invitó como Conferencista en el Human Capital Fórum. Durante ese evento, conocí a Andres Freudenberg, quien ahora dirige el movimiento de Life Coaching en Chile y Perú. Lo demás es una historia que todos conocen y es la razón por la cual escribo estas líneas desde LIMA, como parte del proyecto Certificación Internacional de Life Coaching.

El viaje continua.  Hoy salgo a un surfing safari aprovechando estos tres días y que quizá me lleve de nuevo a la legendaria ola del Cerro Azul, pero de esa experiencia conversaremos en otro relato desde la bitácora del Life coach.

Los puntos se siguen uniendo.

Carpe Diem. Sigan sus sueños…

Life-Coaching-miami

El Poder de la Pregunta en Life Coaching

Las Preguntas en Life Coaching (transcripción de parte del video del Módulo III de la Certificación Internacional de Life Coaching ONLINE)

Esta semana comenzamos a trabajar el segundo de los tres instrumentos que como coach debes dominar con maestría, El Poder de la Pregunta.  Life Coaching te lleva a desafiar la forma natural como hemos aprendido a comunicarnos. Nuestro ego busca siempre afirmar, decir, reflejar lo que pensamos de acuerdo al  mundo que nosotros vemos. Life Coaching es entrega al otro, de forma incondicional, sin juicios, en presencia. Son dos planetas diferentes. Es soltar en lugar de traer.

En Playa El Yaque tomé mi primera lección de Kite Surf con Luis, de Campello Kite Surf – No es algo  sencillo, el kite o cometa es gigantesco y la fuerza del viento es tan respetable como la fuerza de una ola. Tu control sobre el kite se basa en la coordinación precisa del uso de la barra de control. Si halas la vara hacia tí, el Cometa toma aire y te impulsa, hacia donde tú indiques. Si sueltas la vara, extendiendo los brazos, el cometa se relaja, el impulso se reduce, a una zona más segura.

El punto es que al sentir la fuerza del aire y el impulso, si no se está preparado, si se introduce una pizca de miedo o alerta, la tendencia natural es aferrarte de la barra de control halándola hacia ti, buscando aferrarte a seguridad lo cual produce más tensión, más impulso y si no tienes un buen coach a tu lado, la posibilidad de sufrir tu peor pesadilla, al ser arrastrado por el viento a su antojo por todo El Yaque o peor, a los cables de alta tensión.

Se aprende a callar la mente, enfocarse a la tarea, soltar cuando hay demasiado viento, halar para atraparlo lo suficiente para correr sobre el mar en la tabla, hasta donde tú definas tus límites. O sea, se aprende a ir en contrario a tu tendencia natural. Se aprende a meditar, para pensar claramente y avanzar. Siempre en presencia, alerta, totalmente enfocado a una sola cosa: lo que comunica el coachee.

La pregunta en Life Coaching es eso, soltar cuando quieres hablar. Escuchar con detenimiento, apagar el ruido mental y seguir la línea de diálogo donde la pregunta que realizas, te guía hasta ese punto de encuentro con lo que ES. Una verdad que no ha sido explorada. La tierra inexplorada de la que hablaba William Shakespeare.

Cuando esto lo llevamos a las Maestrías de Coaching IAC, nos referimos a la Maestría # 6: CLARIFICAR. El objetivo es reducir el nivel de confusión que pueda tener el coachee. Comprender mejor cuál es el mejor curso de acción o el significado de lo que se está abordando. Al tener una mayor CLARIDAD de las cosas, el coachee tiene más certeza para tomar los siguientes pasos, enfocándose a lo que es importante y dejando ir lo que no sirve.

A veces, la misma rutina, o el estar muy cerca del problema es lo que precisamente no lo deja ver. El coachee asume acciones inefectivas basadas en hábitos, creencias limitantes y experiencias pasadas, sin darse cuenta. La solución es observar bien las respuestas y llegar a esa pregunta que pueda asistir a que el cliente abra los ojos y vea posibilidades donde antes encontraba obstáculos. La pregunta evoca la respuesta que armará al coachee con el descubrimiento, las armas a llevar en su viaje heroico hasta el resultado deseado.

¿Qué área de tu enfoque, significado y energía debes alterar para entrar en fluidez a esta fórmula de comunicación?  La pregunta es lo que te puede liberar.

La pregunta en Life Coaching permite observar la superficie de la información y guiar los puntos del diálogo a un nivel más profundo que el coachee no ve. Al responder y escuchar con compromiso, el coachee llega a ese momento de AJA! Donde descubre algo, que le permitirá decidir hacia la toma de acciones que generan crecimiento.

Veamos 5 condiciones que deben estar presentes al realizar una sesión de Life Coaching.

  1. Pensar en potencial. Siempre con la certeza de que tú está frente a un ser extraordinario que a través de la confianza generada te ha manifestado lo que quiere, tu trabajo es conectar con esta meta con total entrega y sondear para que el mismo coachee descubra lo que tú ya estás viendo. En ese sentido, la presuposición es la de logro.
  2. Dejar de controlar. Tú nunca tienes el control en Life Coaching. El protagonista es el coachee, y en su viaje heroico has tenido el privilegio de estar en su camino. Entrega el control, cédelo, y enfócate a contribuir. Al escuchar con compromiso completamente en presente, la pregunta llega.
  3. Preguntas abiertas. Técnicamente, las preguntas son abiertas y cerradas. Unas abren el grifo de la abundancia de información, otras la cierran. Las preguntas más efectivas son las que comienzan abiertas, cuéntame, háblame acerca de…, practícalas esta semana. Es una intervención de un ser a otro ser, no un interrogatorio de la FBI.
  4. Escribe tus preguntas en una bitácora. Busca la forma de hablarte en función de preguntas. La pregunta debe conectarte a un marco de gratitud, potencialidad y satisfacción Por ejemplo:

        ¿A qué te estás enfocando?

        ¿De qué estás agradecido?

        ¿Qué acciones diferentes puedes realizar hoy para…?

        ¿Cuál sería un Propósito que haría que eso se volviese más atractivo?

        ¿Cómo puedes agradecer más por tus talentos de contribuir a que otros logren una vida de plenitud?            

  1. Mira tus juicios. Obsérvate a ti mismo, y filtra tus juicios, tus críticas y tu afán de aconsejar. Esto no se trata de tí, nunca lo fue, se trata siempre del otro al cual observas en asombro.

Las preguntas en coaching son mucho más poderosas que una afirmación o consejo. Decirle a alguien RELAJATE solo lo lleva a una estructura de más tensión, porque se enfoca al hecho puntual que no está relajado. En cambio una pregunta poderosa como: ¿De qué forma cambia tu respiración cuando estás relajado? Contiene elementos que la hacen poderosa porque el resultado es un cambio de enfoque, de significado y de fisiología. (tomado del libro de John Whitmore)

ESPERA  por la respuesta…

La pregunta lleva a pensar, y pensar lleva tiempo, espera para que la respuesta llegue. Todo lo que vamos a hacer parte de esta herramienta. Aplica esta práctica cuasi meditativa que has aprendido hasta ahora. Coaching es proactivo, mientras más cuenta te das de cómo ayuda al coachee, más herramientas tienes.

Mejorar el desempeño en Life Coaching  es actuar más allá de los límites que nos definimos, el mundo cómodo se ve desafiado desde el momento que la pregunta lleva a una decisión de actuar mas allá de esa barrera de resistencia y comienza entonces a explorarse territorio desconocido, que genera un aprendizaje y que a su vez genera crecimiento.

¿Cuáles son las preguntas que vas a hacer? Cuando practiques GROW, SIENTE la pregunta, siente su intención, hacia donde va y quédate tranquilo que la respuesta llega. La gran satisfacción del resultado de una buena sesión de Life Coaching es sentir crecimiento.

¿A qué te estás enfocando? ¿Qué significado le das? ¿Qué haces al respecto?  Más allá de los límites, existe un área a explorar, y esa es la razón de ser de la pregunta.  Al construir tu práctica de Life Coaching estás diseñando el vehículo donde vas a montar la construcción de una catedral de proyecto de servicio hacia los demás y esa catedral debe ser asombrosa.  Y sé este proyecto te ayuda a conseguir algo que es bueno para ti, bueno para otros y bueno para el bien común;  si tu negocio transfiere tu energía hacia afuera, entonces, ¿cómo puede irte mal?

Te comienzas a dar cuenta que los problemas son los regalos. Los desafíos del marketing, son los regalos, la falta de conocimiento de la tecnología son los regalos, las críticas son los regalos, la falta de libertades, son los regalos. Porque te enseñan a ser más, a ser mejor y a no desistir sino  cuando hayas logrado el estándar de calidad que tú deseas por que así tú te lo imaginas.

Decide, pero decide que estás en un juego a disfrutar, porque si solo lo vas a disfrutar cuando las cosas van bien, no tendrás esa continuidad. Es como surfear. Surfear en olas pequeñas es lo que haces  cuando las condiciones van bien. Surfear olas grandes es lo que haces cuando las cosas pueden ir mal, cualquier cosa puede pasar, cualquier error puede costarte un serio wipeout, pero la satisfacción de agarrar esa ola es absoluta, es tuya para atesorar durante toda la vida. Pura vida.